A 35 años de la Revolución Popular Sandinista, los jóvenes trabajadores de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL) realizaron un congreso en el que reafirmaron su compromiso revolucionario con el legado de los jóvenes que murieron en los años de insurrección, los que con su entrega alcanzaron la libertad y la restitución de derechos que hoy gozan las nuevas generaciones.

Con mucha emotividad, los jóvenes sandinistas recordaron a los miles de jóvenes que murieron con la esperanza de una Nicaragua mejor, en la que la juventud y niñez tuviera la oportunidad de estudiar, los adultos mayores fueran los protagonistas de muchos programas sociales pero sobre todo que en nuestro país reinara la paz y la hermandad.

“Nosotros estamos conmemorando nuestro glorioso aniversario de la Revolución Sandinista, recordando a cada uno de los jóvenes que murieron defendiendo sus ideales, como jóvenes hoy estamos poniendo en práctica el legado que ellos nos brindaron a través de las tareas que libramos con nuestro gobierno, seguimos trabajando para alcanzar la educación y de esta manera contribuir al desarrollo de nuestro país” señaló Jessica Ramírez, miembro de Juventud Sandinista.

“Nosotros seguimos los pasos de nuestros héroes y mártires trabajando arduamente, dándole continuidad al proceso revolucionario que nos permite vivir dignamente, siempre reina en nuestra memoria y nuestros corazones los principios revolucionarios de nuestros hermanos que cayeron y que hoy nos permite vivir en un país democrático en el que la juventud es la gran protagonista” expresó Fátima Rosales.

“Desde nuestros espacios de trabajo tratamos de hacer bien las tareas que la revolución nos demanda, siendo partícipes del proceso de desarrollo que impulsa nuestro gobierno, la responsabilidad de seguir con el legado de nuestros héroes y mártires es un compromiso de la juventud y de cada uno de los nicaragüenses porque todos somos hijos de Nicaragua y de la revolución” concluyó Juan Benavides.