Productores de granos básicos de maíz y frijol rojo se reunieron con los miembros del Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio, para puntualizar planes de trabajo de cara al Ciclo Agrícola 2014.

Álvaro Fiallos, representante de Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (Unag) celebró que ya está lloviendo en gran parte del país y los productores de granos básicos iniciaron las siembras, sin embargo alertó que en la zona seca de Nicaragua, que abarca unos 60 municipios, las condiciones para la siembra son más duras.

Fiallos valoró que debido a las condiciones climáticas que se viven este año en el país, en la agricultura no se pueden hacer planificaciones “sino que tenemos que adaptarnos todos los días a las condiciones que nosotros tenemos”.

“Lo que se ha hecho siempre, es que si se disminuye la siembra de primera tendremos que meterle duro para la siembra de postrera y ver qué pasa en la postrera y meterle todavía más duro en el apante, para lo que es la producción de frijoles y maíz”, explicó, a la vez que señaló que en el caso del arroz la situación es más estable, ya que más de la mitad de la producción de este ultimo grano se realiza bajo riego.

Fiallos también comentó que hasta el momento no se registran pérdidas en la producción porque los productores no habían sembrado, en ese sentido, indicó que este es un año en que los ajustes tienen que hacerse a diario, en dependencia de las condiciones climáticas.

“En este año tuvimos un mayo que es el más seco en 40 años, eso retrasó, estamos entrando con lluvias a mediados de junio y ya tenemos el veranillo de San Juan que siempre se presentan unos días secos, tenemos en frente la canícula que puede iniciar a mitad de julio y no sabemos qué tan prolongada va a ser, pero también tenemos la amenaza de que El Niño se va a instalar cerca de Nicaragua para agosto”, explicó.

No hay desabastecimiento de frijoles

Respecto a la problemática que se ha presentado por el elevado precio del frijol rojo, Fiallos dijo que ese grano básico fue pagado a los productores a un precio que oscila entre 1 mil y 1 mil 400 córdobas por quintal, pero que el precio en el mercado actualmente es de 2 mil 600 córdobas.

“Alguien se esta echando esos mil córdobas en la bolsa que hay que investigarlo. Ya se están haciendo las investigaciones adecuadas. Frijoles hay. Si se retrasa la siembra de primera vamos a tener algunos problemas. Si no sale la siembra de primera a tiempo como debería salir a finales de agosto, el gobierno ya tiene sus planes para hacer algunas importaciones de algún lado”, precisó.

El representante del gremio de productores consideró que es necesario que el precio del frijol baje “porque no podemos seguir soportando una carga económica en nuestros hogares con esos precios”.

A su vez, manifestó que la Unag espera que este año se encuentre un balance para que el precio del frijol rojo al productor no se baje más allá de mil córdobas el quintal.