Luego de verse dominados durante el primero tiempo por el conjunto argelino, los belgas lograron imponerse y conseguir sus primeros tres puntos.

Con goles de Marouane Fellaini y D. Mertens, Bélgica logró su primera victoria 2-1 ante Argelia en el Estadio Mineirão de Belo Horizonte.

Los primeros minutos de juego indicaban una posible victoria para Argelia que llegó con mucho poder a dominar el terreno de juego, posesionarse del balón y realizar tiros cercanos al arco.

En el minuto 18 Argelia mostró un buen movimiento cercano al arco con Riyad Mahrez que llegó por la banda izquierda tras recibir un balón largo, sacó un disparo sorpresivo que se fue abierto del arco de Thibaut Courtois.

Transcurridos los primeros 25 minutos Argelia tomó la delantera con gol de Sofiane Feghouli que de gran forma cobró el penalty con la pierna derecha y venció a Thibaut Courtois para poner arriba a los africanos 1-0 sobre los belgas.

En el minuto 31 Bélgica tuvo la oportunidad de igualar el marcador, pero perdió el chance cuando Kevin De Bruyne cobró el tiro libre, pero no fue ni centro ni disparo y el balón se pierdió por la línea de fondo.

Terminados los primeros 45 minutos, el encuentro tuvo buenas jugadas por cortos momentos, los Diablos Rojos parecieron reaccionar al finalizar la primera mitad, lo mejor hasta ese momento fue el solitario gol y el muy buen ambiente puesto por los aficionados que prácticamente llenaron el Estadio Mineirao.

En el segundo tiempo Argelia mostró movimientos que indicaban que buscaba el segundo gol y de esa forma hacerse de la victoria del encuentro, por punta izquierda Saphir Taider cobró el tiro de esquina que remató muy bien Carl Medjani con la cabeza y el balón pasó apenas rozando el poste izquierdo del arco de Thibaut Courtois.

Pero es justo en el 70 que Bélgica logró empatar el encuentro con gol de Marouane Fellaini, el recién ingresado jugador del Manchester United que recibió un gran centro de Kevin De Bruyne, se desmarcó bien y de cabeza mandó el balón al fondo del arco de Rais MBolhi y empata el marcador a un gol.

Después de la anotación del empate Argelia realizó su segundo cambió, Riyad Mahrez abandonó el terreno de juego e ingresó Mehdi Lacen.
Bélgica logró desempatar el encuentro, tomar la delantera y asegurar sus tres puntos con el segundo gol protagonizado por Dries Mertens que disparó con la derecha desde el lado derecho dentro del área por arriba y fue asistido por Eden Hazard tras un contragolpe.

Bélgica logró imponerse y colocarse en cima del Grupo H de la Copa del Mundo con tres puntos en un encuentro muy sufrido, costándole mucho trabajo darle la vuelta al marcador y con cambios precisos realizados por Marc Wilmots para quitarse el dominio que había ejercido la Selección de Argelia sobre todo en el primer tiempo.

Los argelinos dejaron una grata impresión en su presentación en el Mundial y buenas sensaciones a sus seguidores de poder tener una importante actuación en sus dos restantes encuentros.