El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, instó hoy al presidente ucraniano, Piotr Poroshenko, a no dejarse llevar por las fuerzas que planean “una limpieza étnica” en el sureste de Ucrania, informó la agencia rusa de noticias RIA Novosti.

De visita en Azerbaiyán, Lavrov señaló que en lugar del prometido cese del fuego, los cuerpos de seguridad ucranianos hablan de declarar una tregua para que los “separatistas” puedan abandonar el territorio de Ucrania.

“Ya no se trata de diálogo nacional ni de negociaciones que impliquen a todas las regiones. De hecho, se trata de una limpieza étnica. Confío mucho en que Poroshenko no se deje llevar por los que están tramando semejantes planes”, dijo el canciller ruso.

El lunes, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa (CSND) de Ucrania, Andréi Parubiy, indicó que Kiev concedería a las milicias de cinco a siete días para deponer las armas y abandonar el territorio de Ucrania, pero “dentro de un plazo determinado”.

El Gobierno de Ucrania continúa desde mediados de abril una operación militar contra las milicias independentistas en las provincias de Donetsk y Lugansk. Según el Ministerio ucraniano de Sanidad, el operativo ha provocado al menos 270 muertos y 700 heridos.