Familias de tres comunidades, incluyendo Los Tablones en el municipio de San Juan de Limay en Estelí, dejaran atrás de sus vidas los famosos candiles que por decenas de años, distintas generaciones utilizaron para alumbrar sus frías noches en las montañas segovianas y ahora celebran que el Gobierno Sandinista les llevó la energía eléctricas y con ello un derecho restituido.

En total 56 familias forman parte de los centenares de miles de personas protagonistas del programa de electrificación rural que viene impulsando el Gobierno Sandinista, a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, que sigue llevando la energía a las comunidades más remotas y Los Tablones (37 familias), Palmira 1 (12 familias) Palmira 2 (7 viviendas) es un ejemplo de esto. En este proyecto se invirtió un poco más de 4 millones 700 mil córdobas.

El programa de electrificación avanza, sin embargo ni el gobierno, ni los trabajadores de Enatrel se dan por satisfechos, pues están conscientes que falta muchas familias, que necesitan les lleven la electricidad y por eso trabajan día a día para restituir este derecho.

La familia del señor Feliciano Espinal fue una de los primeras en desechar su viejo candil que estaba lleno de contil, señal que fueron muchas las noches que alumbró este humilde hogar, cuyas paredes están impregnadas de ese humo tóxico que en más de alguna ocasión provocó enfermedades respiratorias a los niños y adultos.

“Ya con la luz podemos tener una radio, una grabadora, la televisión para ver las noticias, para ver muchas cosas y podemos comprar la refrigeradora, la cafetera, nos da una gran ventaja tener energía eléctrica y a nivel de la comunidad en el centro de salud se podrá nebulizar a los niños que son asmáticos y que antes no se podía porque no había energía, a los Tablones ha llegado el progreso, es un desarrollo grande que ha hecho el gobierno”, dijo Espinal.

Este señor tuvo que esperar 72 años para ver cumplido su sueño de tener energía eléctrica y tan feliz estaba que su viejo candil lo tiro a la basura y de forma inmediata encendió la bujía que ahora tiene instalada en la sala de su vivienda.

En la casa de Nohemí Calderón también hay felicidad, pues la pequeña venta de gaseosas, refrescos, caramelos y otros productos, tendrá un cambio de estructura, la familia está seriamente pensando en comprar una refrigeradora para vender productos helados.
Por el momento las gaseosas y refrescos los pone a helar en un viejo termo y eso significa ir a comprar unas diez bolsas de hielo a San Juan de Limay, unas media hora caminando ya que Los Tablones está a unos 20 kilómetros.

“El hielo le tocaba trasladarlo desde Limay hasta Los Tablones, pero ahora va a ser mejor porque vamos hacer el hielo en la casa cuando compremos la refrigeradora, también ahora nos ahorraremos diez córdobas que gastábamos en cargar el celular”, dijo Calderón, que también botó el candil con el que se alumbraba cada noche.

Norlan Acuña, un joven que gusta del fútbol en esta comunidad, cuya actividad económica es la agricultura, señaló que con la energía eléctrica la productividad mejorará, pues se hará uso de las tecnologías.

“Aquí nos beneficiamos en varias formas, aquí siempre celebramos actividades y siempre teníamos que alquilar transporte, alquilar planta para la energía, pero ahora con la energía se nos va hacer menos el gasto y los niños van a tener más creatividad, van a tener su televisión”, expresó Norlan.

Energía eléctrica a 35 años de la liberación de Nicaragua

En el 2007, año en que el FSLN asume el poder gracias al respaldo de la inmensa mayoría de nicaragüenses, Nicaragua contaba apenas con el 50 por ciento de las familias con acceso a la electricidad, este mapa ha cambiado hasta un76 por ciento al finalizar el 2013. La meta es llegar al 87 por ciento en el 2016.

“Es mandato del Comandante Daniel Ortega, es mandato de la compañera Rosario Murillo que la energía eléctrica debe llegar a todos los nicaragüenses, así es que Enatrel anda con todo su equipo de trabajo inaugurando proyectos todos los días, hoy inauguramos tres proyectos en conmemoración al 35 aniversario de la Revolución Sandinista, seguimos avanzando”, dijo Francisco Sequeira de Enatrel.

En este sector aun faltan muchas comunidades que sean electrificadas, algo que confirma el compañero Sequeira, quien sostiene que hay mucho por hacer y se trabaja todos los días.

Flor María Mendoza, Alcaldesa de San Juan de Limay destacó que el 16 de junio es un día de mucho júbilo para este municipio, es la fecha en que los entonces luchadores sandinistas junto al pueblo declararon liberado este lugar.

“Fue el día de nuestra liberación, hace 35 años derrotamos junto al pueblo a la guardia somocista y hoy lo celebramos y lo conmemoramos dando energía eléctrica a las comunidades. Este gobierno hizo la energía eléctrica una realidad en nuestras municipios”, citó la alcaldesa, mientras celebraba este logro de los ciudadanos.

En San Juan de Limay se trabaja en otras comunidades para que llegue la energía eléctrica, Norlan pide al Gobierno Sandinista, que así como electrificaron Los Tablones, Palmira y otras zonas, igual este derecho restituido llegue a otros lugares.

“Aun esperamos más, yo sé que eso se puede dar, hace poco construyeron nuestra carretera (camino rural) que fue trabajada con maquina, cosa que yo no había visto, tengo 26 años y no había visto la carretera hasta ahora”, mencionó Norlan. En estas comunidades se instaló postes, se construyó redes eléctricas, a las familias se les instaló su red domiciliar, se les proporcionó bujías ahorrativas y su medidor.