En declaraciones a los medios del Poder Ciudadano luego de presidir junto al Comandante Daniel Ortega la XXI Reunión de Altos Mandos de la Policía Nacional, Rosario explicó que dentro de la batalla contra la pobreza está también la batalla por más seguridad.

“Recordemos que la relación entre pobreza e inseguridad es inmensa y en la medida en que avancemos en la lucha contra la pobreza, pero avancemos unidos, juntos todos los nicaragüenses, en esa medida vamos a alcanzar más índices de desarrollo humano, de seguridad humana y sobre todo si lo sabemos hacer desde la ética, desde los principios, desde los valores que animan este proceso todo el tiempo”, indicó la Compañera.

Rosario también manifestó que es importante que cada mujer y hombre policía sea consecuente con sus valores, sus principios y su ética Cristiana, Socialista y Solidaria.

“Por eso decimos que en la medida en que avancemos en la lucha contra la pobreza todos juntos, en esa medida vamos a ser un país cada vez más seguro, pero además vamos a haber logrado preservar nuestros valores, nuestra identidad, nuestra cultura, vamos a avanzar hacia más prosperidad, hacia la creación de riqueza que sabemos y sabremos compartir, y eso va a representar  para nosotros avanzar hacia más seguridad humana”, afirmó Rosario.

La Compañera valoró que el informe brindado por la Primera Comisionada Aminta Granera, fue un informe exhaustivo de los logros, los avances y de las dificultades que se presentan en el trabajo policial.

“Porque estos no son procesos parejos, son procesos humanos donde tenemos logros, tenemos avances pero también tenemos dificultades, y sobre todo tenemos la dificultades propias de lo que heredamos un país destruido, un país sin recursos que hemos venido entre todos recomponiendo, reconstruyendo y que también entre todos queremos hacer mejor”, comentó Rosario.

No obstante valoró que la principal fortaleza de la institución policial radica en que es “una policía llena del pueblo porque es del pueblo, es una policía que comparte los desafíos del pueblo porque está compuesta por gente humilde, familias humildes que conocen el sufrimiento, el dolor y las alegrías del pueblo y las comparte”.

Por tal razón comentó que ella y el Comandante Daniel Ortega, a diario rinden honor y gloria a la Policía Nacional, “porque sabemos que está ahí en la primera línea de la necesidad de las familias nicaragüenses”.

Rosario señaló que la Policía Nacional está siempre al llamado y aclaró que aunque hacen falta más recursos, se procura seguir avanzando, haciendo prodigios con la creatividad, el ingenio, pero sobre todo con la responsabilidad compartida.

Precisamente desde esa responsabilidad compartida, la Compañera explicó que junto a la Policía los nicaragüenses construyen el porvenir, siendo transparentes, manteniendo presencia en la comunidad y dialogando para recoger la voz de mando de la población.

“Con esta voluntad, con esta honradez que nos caracteriza, honradez para precisar: estos son los problemas, estas son las dificultades; Dios tiene que bendecirnos con una ruta de avances de más logros” indicó y agregó que en la medida en que se cree la Nicaragua Distinta Cultural, Social y Económica, y en la medida en que todas las instituciones mejoren cada día, se alcanzará el índice de desarrollo humano y de seguridad humana que se merecen las familias nicaragüenses.

“Recordemos que aún con la dificultades materiales aquí el pueblo, la Policía del pueblo, el Ejército, las instituciones del pueblo estamos con la bendición de Dios obrando milagros, porque cuando nos disponemos a trabajar juntos, unidos y a compartir los desafíos, multiplicamos los panes y somos capaces de avanzar más rápidamente”, finalizó Rosario.