El duelo de octavos en Sudáfrica-2010, en el cual Ghana derrotó a Estados Unidos, fue revertido la tarde de este lunes, cuando la selección estadounidense derrotó 2-1 al conjunto africano con goles de Clint Dempsey y John Brooks.

Treinta segundos fueron los necesarios para que la selección de Estados Unidos tomara la delantera desde el inicio del partido con un gol de Clint Dempsey, que entró al área con balón controlado y en jugada personal lo mandó a las redes de zurda.

Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron decisivos para el onceno norteamericano, que a pesar de tener solamente el 38% del balón, realizar 67% de robos de la esférica y solamente cinco tiros al arco, logró mantener su ventaja sobre el equipo africano, no permitiendo gol.

Mientras Ghana, con 62% de posesión de la esférica, 90% de robos de la bola que demostraban un control sobre el juego y seis tiros al arco, no pudo en su esfuerzo igualar a los estadounidenses en el encuentro.

Tras 12 minutos transcurridos Ghana comenzó a tocar en tres cuartos de cancha y aunque no llegó a línea final se notó un equipo peligroso y veloz, sobre todo por derecha con Christian Atsu.

Al finalizar la primera mitad los norteamericanos continuaban teniendo dominado el encuentro y seguían en ventaja sobre Ghana que se vio imposibilitada de lograr su anotación de empate.

En la primera parte del segundo tiempo, Ghana continuó ejerciendo dominio y mayor posesión de balón, pero careció de contundencia y no pudo vulnerar al guardameta Tim Howard.

Es en el minuto 82 que la agrupación africana logró finalmente el empate con excelente jugada, pase filtrado para Asamoah Gyan que de talón asistió a Andre Ayew que de tres dedos con la zurda mandó el balón al fondo de las redes.

Más de ochenta minutos les tomó a los africanos empatar el encuentro y en solo tres minutos volvieron a quedar en desventaja ante Estados Unidos.

Con un tiro de esquina en el minuto 86 que regaló Jonathan Mensah, Graham Zusi cobró y John Brooks de cabeza mandó el balón a las redes ante la felicidad de unos y la frustración de los otros, de esa forma Estados Unidos volvió a superar a Ghana y poner el marcador 2-1.

Los estadounidenses lograron la victoria, generaron muy poco pero fueron contundentes, aunque tendrán que mejorar mucho contra sus próximos rivales (Alemania y Portugal) si quieren pasar a la siguiente fase.

Ghana fue mejor durante la mayor parte del encuentro pero carecieron de profundidad y contundencia, redujeron al mínimo sus posibilidades, hicieron un gran esfuerzo pero carecieron de la contundencia mostrada por su rival, tiraron centros de todos tipos, dispararon de media distancia, dominaron gran parte del partido pero solo lograron meter una y no les alcanzó.