En la casa de doña Concepción Martínez, ubicada en el barrio Giorgino Andrade, Distrito VII de Managua, hasta la semana pasada la posibilidad de una fuerte tormenta era una amenaza que preocupaba sobremanera a los miembros de esta familia.

La casa fue edificada con madera, zinc viejo y plástico, todo ello sobre una base de piedras canteras. Por esta razón una lluvia, por menos fuerte que fuera, se colaría entre las viejas láminas de zinc empapando las humildes pertenencias de sus moradores.

Sin embargo, el miércoles 11 de junio, doña Concepción fue una de las felices protagonistas del Plan Techo, a través del cual el gobierno garantiza a las familias 10 láminas de zinc y 1 libra de clavos.

Esta señora no quiso esperar tanto, y tres días después, luego de desinstalar la vieja estructura del techo de su casa, procedió a instalar sus nuevas láminas de zinc.

Esta decisión la tomó justo a tiempo, ya que este fin de semana Managua se vio afectada por una lluvia constante, que indudablemente hubiera afectado a la familia de doña Concepción.

“Ya cayeron las primeras lluvias y no nos mojamos”, afirmó esta señora llena de agradecimiento al Comandante Daniel Ortega, asegurando que el Presidente de la República es quien hace posible programas como este.

Una de las láminas de zinc cambiadas está en el cuarto donde duerme la joven Jessica Blandón y su pequeño hijo de apenas 2 años de edad.

“Yo tengo dos años de estar aquí y era terrible cuando llovía, ya que el agua lo mojaba todo. A veces cuando la lluvia era más fuerte yo encontraba ni dónde poner al niño. Pero hoy gracias a Dios ya estamos seguros”, subrayó esta jovencita.

Hasta el día de hoy el Gobierno ha entregado el Plan Techo a 1200 familias de este distrito capitalino.