Bernadine López, originaria de Orinoco y miembro de la agrupación política Yatama, aliada del Frente Sandinista, fue electa este 4 de mayo como presidenta del Consejo Regional de la Costa Caribe Sur, en ese proceso fue acompañada por René Bello, oriundo de Bluefields y presidente del PLC en la RAAS, así como por Guillermo Rodríguez y Mario Halls del Frente Sandinista, entre otros, teniendo la aprobación de 44 de los 47 parlamentarios de la región.

El Frente Sandinista, por primera vez, tiene representación en la Junta Directiva, gracias a la voluntad popular de los costeños.

“Es una historia bastante diferenciada poder contar el día de hoy con una directiva que la forman miembros de diferentes etnias y diferentes partidos, es una historia también de ver el apoyo mutuo que hicieron los concejales, el esfuerzo grande, pero sobre todo el resultado, la conclusión a la que nos llevó a tener el día de hoy esta directiva que va a representar la región”, expresó Bernadine López.

López aseguró que el trabajo de la junta directiva y del Consejo se basará en la coordinación y la comunicación en pro del desarrollo amparado en la bandera de la autonomía.

“Sin unidad no podemos avanzar, aquí no entra la situación política, lo que entra es nuestra única bandera, la bandera de la región, de la autonomía, conscientes que todo mundo en su momento tiene su familia política y sus deberes, pero el objetivo general de nosotros es trabajar en unidad para avanzar y hacer un cambio”, agregó López.

René Bello, vicepresidente del Consejo Regiona, en la zona, afirmó que hoy se levantan enarbolando la bandera de la autonomía antes que cualquier bandera política, por lo cual decidieron sumarse a la unidad en búsqueda del desarrollo y progreso de la RAAS sin importar que las autoridades nacionales de su partido se opongan a esa decisión.

“En esta ocasión estamos enarbolando nuestra bandera de la autonomía ante cualquier apasionamiento político, de cara a eso iniciamos este proceso de un acuerdo, de una agenda mínima parlamentaria de dos años, con el objetivo de salir del estancamiento y de la polarización política del seno del Consejo que ha venido a entorpecer el desarrollo de nuestros pueblos de la Costa Atlántica, independientemente quieran o no en estar de acuerdo otras estructuras del partido, como costeños los liberales tomamos nuestra propia decisión y nos hemos unido todos alrededor de querer hacer algo constructivo”, declaró Bello.

Edly McRea Thomas de la etnia Rama y miembro del PLC, comentó que para todos los miembros del Consejo era un verdadero honor y muy satisfactorio que la nueva junta directiva esté formada y tenga representación de todas las etnias y fuerzas políticas, unidos en función de trabajar en beneficio de la región y poder hacer ese cambio que la gente ha manifestado.

“El acto del 4 de mayo es un acto histórico para la Costa Caribe Sur, durante los 22 años de autonomía, de elecciones, la experiencia de las elecciones ha sido una total polarización en el seno del Consejo Regional y han quedado marginados las representación étnica, no ha habido una verdadera integración de las diferentes etnias y partidos que convergen en la región, de tal manera que es un hecho histórico, hemos antepuesto nuestros intereses de partido y nuestros intereses de personas para enarbolar la bandera de la autonomía y llevarle a nuestros pueblos, a nuestras comunidades, la seguridad y garantía que va a contar con un consejo regional donde discutamos principalmente los temas de nuestra región”, dijo Guillermo Rodríguez, concejal del FSLN.

Mario Halls, representante de Corn Island y de la etnia Creole, aseveró que la nueva junta directiva contribuirá a mejorar la imagen antes las comunidades étnicas que siente que de la autonomía no les está llegando el beneficio, por lo que trabajarán para cambiar esta situación, pero contando siempre con el respaldo del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, para que este logro no sea una teoría sino una práctica en el futuro y dar las pautas necesarias para que el consenso que une a todas las fuerzas siga manteniéndose y dando los frutos necesarios para el pueblo costeño.