Con el autogol de Bosnia protagonizado por Sead Kolasinac, Argentina tomó la delantera del partido con tan solos dos minutos de juego, el gol más rápido en la historia de los mundiales, pero su victoria se constituyó con el gol de Lionel Messi en el minuto 65 con la asistencia de Higuain.

Argentina mostró un juego bastante débil durante el primer tiempo, a pesar que comenzó tomando la delantera del partido, pero con un poco de ayuda y un error de sus contrincantes, aunque ya en el segundo tiempo su jugador estrella Lionel Messi logró su segundo gol en un Mundial otorgándole la victoria al conjunto albiceleste.

El gol tempranero obtenido por la Albiceleste con ayuda de Bosnia no contribuyó al espectáculo esperado por la fanaticada argentina y por el contrario el táctico del fútbol arruinó la primera mitad, desarrollando un muy deslucido encuentro durante la primera mitad.

La escuadra sudamericana no lució aspirante al título de campeones durante este encuentro ante Bosnia Herzegovina, mientras que los balcánicos se repusieron del gol tempranero y tampoco buscaron el arco rival con intensidad.

Finalmente Lionel mostró la genialidad que todo mundo esperaba, y ya en el segundo tiempo (65’) tomó el balón casi en media cancha, avanzó y trianguló con Higuain que le regresó de primera, se quitó a dos hombres y desde la media luna disparó, el balón pegó en el poste y terminó en las redes.

En el minuto 84 llegó el primer gol histórico para el equipo balcánico en Copa del Mundo, Vedad Ibisevic recibió un pase de Senad Lulic y remató de primera, el balón pasó por en medio de las piernas de Romero y agónicamente terminó por introducirse en la portería, de esa manera Bosnia logró su gol del honor en el encuentro ante Argentina, a pesar de no alcanzar la victoria.

Argentina es uno de los grandes favoritos y durante su enfrentamiento a Bosnia Herzegovina no mostraron su verdadero nivel, ganaron con lo justo, finalmente atacaron cuando el equipo balcánico buscó el arco rival, pero la mayor parte del encuentro jugaron a medio gas.
Bosnia-Herzegovina tuvo un triste debut en su corta historia como nación, aunque tenían un rival muy difícil.

Argentina se encontrará con Irán el 21 de abril en el Estadio Mineirão de Belo Horizonte, Bosnia-Herzegovina jugará contra Nigeria ese mismo día en Arena Pantanal.