En medio de la Copa del Mundo, la ciudad de Natal -- donde Estados Unidos enfrentará a Ghana el lunes -- ha sdo declarada en estado de alerta.
La lluvia en la ciudad no ha parado en las últimas 36 horas causando inundaciones y deslaves en varios puntos.

El promedio durante todo el mes de junio es de 350 milímetros.

El alcalde Carlos Eduardo ha determinado el estado de alerta en la ciudad y se ordenó a los equipos no moverse durante la noche hasta que la lluvia haya cesado.

La oficina del Fiscal del Condado se alistaba para decretar estado de desatsre o emergencia en el orden que sea necesario para tomar las medidas para la rehabilitación de las áreas afectadas.

Hasta el momento, no se han registrado víctimas, pero aproximadamente 50 viviendas y dos edificios han sido evacuados por personal municipal y estatal, calles cercanas de Guanabara y Atalaia en MadreLuiza.

Alededor de 150 personas fueron reubicadas por parte de la Defensa Civil y la energía eléctrica fue suspendida como medida precautoria, con el fin de evitar descargas eléctricas y algunos incendios.

Hasta el momento, sin embargo la situación está controlada.

"Hasta ahora, es una medida de precaución para los residentes, un procedimiento en caso de inundación, riesgos de contaminación o deslaves.

Las palabras clave aquí son la precacuión y la solidaridad. La mejor cosa por hacer es esperar y hacerlo en un lugar seguro. Es esencial para cambiar el comportamiento de las situaciones adversas. Aquellas que viven en zonas riesgosas deben estar alertas a los signos de peligro, dijo el coronel y encargado de Lisbon Dantas, Comandante General de CBMRN.

México y Camerún se enfrentaron en Natal bajo un torrencial aguacero el viernes.

El próximo juego en esta ciudad es entre los Estados Unidos y Ghana.