Unidos en fe, familia y comunidad, jóvenes, madres de héroes y mártires y pobladores de Ciudad Sandino, rindieron un solemne homenaje a los nicaragüenses caídos en ese municipio el 15 de Julio de 1979.

En un acto solemne en el cual participaron autoridades locales, los jóvenes depositaron una ofrenda floral y acompañaron a las madres de héroes y mártires mientras recordaban que sus hijos no vieron el bello amanecer del sol en la Patria Libre, pero que con su sangre abonaron este suelo que hoy camina en rutas de Bien Común.

Manuel Pinell, alcalde de Ciudad Sandino, destacó que es importante recordar a todos nuestros héroes y mártires porque son quienes hicieron posible el triunfo de la Revolución que hoy en día está haciendo realidad los sueños de todos los nicaragüenses que dieron su vida por el Bien Común.

Señaló que en el municipio de Ciudad Sandino, gracias al Buen Gobierno del Comandante Daniel y la Compañera Rosario se está trabajando para construir más aulas de clase, remodelar el hospital y los centros de salud, ejecutar proyectos en medio ambiente, adoquinado, parques, canchas, estadios, eliminando basureros, pero sobre todo preocupados por la salud y el bienestar de los niños, mujeres comunidad.

Aura Hernández, pobladora de Ciudad Sandino, expresó que solo el Frente Sandinista en el poder ha hecho realidad los sueños de los héroes y mártires “que dieron su vida porque nosotros hoy estemos en paz, en tranquilidad, en amor, compartiendo esa gran victoria que el pueblo nicaragüense logró ese 19 de julio de 1979”.

Recordó que los jóvenes masacrados en Ciudad Sandino, lucharon por la gran victoria del pueblo, pero no pudieron disfrutarla pues la guardia nacional los asesinó e hizo barbaridades contra sus familias.

No obstante, aseguró que en estos nuevos tiempos Nicaragua vive en paz, tranquilidad y amor.

Por su parte Martha Carcache, de Juventud Sandinista, destacó que el compromiso que tienen los jóvenes es continuar el legado de los héroes y mártires, así como de los Comandantes eternos Carlos Fonseca y Tomás Borge.

“Es un compromiso de bendecir a Dios hoy y todos los días, porque gracias a él y gracias al pueblo de Nicaragua, unidos como siempre podemos lograr esta y muchas victorias más, siempre con la juventud como eje y promotor de esta revolución”, expresó.