Con marcador 1-0, México le llevó ventaja al conjunto de Camerún en el segundo partido del Mundial de Brasil 2014, donde los aztecas demostraron un gran dominio del juego frente a un Camerún que le dio pelea durante los primeros 60 minutos del juego, hasta que en el 61’ Oribe Peralta marcó su primer gol mundialista y el de la victoria del onceno mexicano.

Tras el silbatazo del árbitro Wilmar Roldán, la selección de azteca se apoderó del balón, tomó iniciativa desde el inicio del partido, acercándose el arco en repetidas ocasiones.

Con miguel Miguel Layún llegó la primera oportunidad de México de anotar un gol, cuando este tomó un rebote tras un centro de Paul Aguilar, para sacar tiro potente de pierna derecha que cayó directo a la colocación del arquero Charles Itandje que sin problemas atrapó el balón.

Pero Camerún no se quedó atrás y buscó también su primera oportunidad con Benoit Assou-Ekotto que cobró un tiro de esquina por la derecha que fue despejado por Francisco Rodríguez, luego Stephane MBia peinó de cabeza para que Samuel Etoo intentara remate pero fue ubicado en posición fuera de juego.

Seguidamente el Tricolor continuó dominando la pelota, controlando el partido pero sin profundidad para poder reflejar en el marcador su superioridad.

Camerún se acercó nuevamente al marcador con Benoit Assou-Ekotto que desbordó por banda izquierda, dejó atrás la marca de Francisco Rodríguez para meter centro a primer poste que reató Samuel Etoo de zurda pero su tiro potente se fue abierto del poste izquierdo de la meta mexicana.

Con más ganas que buen futbol la selección de Camerún intentó emparejar el duelo, un tiro a gol y un córner peligroso generado preocupación en la zaga mexicana.

México dejó ir una oportunidad clara, cuando Andrés Guardado cobró tiro libre desde la derecha, mandó centro que buscaron rematar solos dentro del área Héctor Moreno y Rafael Márquez pero no se pusieron de acuerdo y la pelota se fue del terreno de juego.
Giovani Dos Santos remató de cabeza un córner, cobrado por Miguel Layún, enviando la pelota al fondo de las redes pero el árbitro sancionó posición fuera de juego del mexicano y nuevamente México perdió una oportunidad de ponerse arriba en el marcador.

Sin embargo, México ha mostró superioridad en los primeros treinta minutos de juego, tuvo llegadas y dos jugadas que parecieron gol pero fueron anuladas por posición fuera de juego; Camerún por su parte ha tenido una sola jugada de gol y en sector defensivo se ha visto frágil y superado en los costados.

El Tricolor siguió intentando abrir el marcador con centros al área por bandas, con pases filtrados y córner pero sus intentos fueron infructuosos.

Fue en el 61 que llegó el verdadero momento de México, cuando Giovani Dos Santos controló la pelota dentro del área para sacar tiro con pierna derecha que atajó el arquero Charles Itandje, quedando suelto el valón para que llegara Oribe Peralta para empujar con pierna derecha el balón al fondo de las redes abajo a la izquierda.

El Tricolor por fin pudo abrir el marcador haciendo válida su superioridad a lo largo del partido, controlando la pelota.
Luego de haber transcurrido setenta y cinco minutos de juego, la selección mexicana se mostró que navega en aguas tranquilas, dominando el partido, teniendo la pelota y marcando el gol de la diferencia.

Por el contrario Camerún ha quedado a deber y no ha podido hacer nada para revertir el resultado del partido.
Benjamin Moukandjo avanzó por banda derecha para mandar centro al corazón del área buscando a Samuel Eto'o pero el balón se fue de largo e imposible de alcanzar para el atacante camerunés.

Camerún se acercó al empate con la participación de Benoit Assou-Ekotto que mandó centro desde la izquierda que dentro del área remató Benjamin Moukandjo la pelota buscaba meterse pegada al poste izquierdo de la meta de Guillermo Ochoa quien se estiró para quedarse con el esférico y detener el rugido de los Leones Indomábles.

Al cumplirse los 90 minutos el juego finalizó, alzándose con la victoria México ante un Camerún un tanto débil que no pudo seguirle paso durante todo el partido.

El siguiente juego de la selección mexicana será contra Brasil.