El sueño de ser profesionales dedicados a las labores del campo se está haciendo posibles para cientos de muchachos y muchachas que estudian en el Instituto Tecnológico Agropecuario “Manuel Landez Rojas”, de La Borgoña, municipio de Ticuantepe.

Este centro está adscrito al Tecnológico Nacional y oferta carreras como Técnico Agropecuario, Administración Agropecuaria y Técnico Veterinario.

Estas carreras tienen una duración de dos años, y el 70 por ciento de las clases son prácticas, pues lo que se prioriza es que los muchachos desarrollen de una manera más activa todos los conocimientos adquiridos.

Un ejemplo de esta modalidad de enseñanza son los 79 estudiantes del Técnico Agropecuario que de manera cotidiana salen al campo a realizar prácticas de cultivo, conservación de suelos, agrología, barreras vivas y toda una serie de actividades propias de su carrera.

Cristian Auxiliadora Carballo, de 17 años y estudiante de primer año de la carrera, explicó que este mecanismo es importante ya que les permite a ellos no quedarse solamente con lo teórico.

“Nos sentimos bien agradecidos con el gobierno porque nos da a los jóvenes apoyo para que salgamos adelante”, dijo esta jovencita, al momento que realizaba una limpia de malezas en una pequeña parcela de yuca que los estudiantes establecieron para desarrollar sus clases.

Los muchachos además tienen microtúneles de germinación y cultivos de piña, pitahaya, tomate, chiltoma, entre otros.

Una técnica que ellos practican de manera ardua, son los pozos de infiltración de agua. Humberto José Sánchez, de 17 años, está consciente que en todas las labores agrícolas el cultivo de agua es fundamental para mantener la humedad de la tierra durante el verano y para evitar la erosión.

“Estas son cubetas de infiltración que ayudan a retener el agua y a retener suelo”, explicó Sánchez, quien junto a un grupo de compañeros de clases, con pala en mano, se dedicaban a retirar todo el material vegetativo y la tierra acumulada en el pozo durante el año pasado.

De los 163 alumnos del instituto casi el 80% son jóvenes internos, a quienes el gobierno les garantiza todo para estudiar. Una de las internas es Keyling Conde, de 18 años, y oriunda de Tipitapa.

“El gobierno me garantiza dormida, comida, todo, y la oportunidad de estar aquí aprendiendo”, manifestó Conde.

Regina López, del equipo central del Tecnológico Nacional, dijo que en todo el país existen 15 centros donde se imparten carreras agropecuarias. Entre estos están los de La Borgoña, Juigalpa, Siuna, Jinotega, Estelí, Nandaime, y San Isidro.

López afirmó que las enseñanzas en cada uno de estos van acorde con las condiciones agroecológicas de la zona.