3-1 fue el marcador final del juego inicial del Mundial 2014, donde Brasil demostró mucho dominio del balón y confianza al jugar en su propio terreno, con 2 goles de Neymar en los minutos 29 y 71, y uno de Oscar en el 90’.

Luego del autogol protagonizado por Marcelo en el 11’, Brasil con una buena jugada colectiva de en mitad de campo, el balón le quedó a Neymar, quien avanzó por el centro, enganchó para la izquierda y logró meter un zurdazo bajo que vence la estirada de Stipe Pletikosa para que la pelota pegara en el poste derecho y de esa manera anotar su primer gol en una Copa del Mundo y empatar el marcador.

Con el gol de Neymar, quien está jugando su primer partido mundialista, los aficionados brasileños presentes en el estadio comenzaron a alentar con todas sus fuerzas esperando que llegue el gol que les diera la ventaja en el marcador.

En el 35’ desperdició un tiro de esquina, cuando Ivan Rakitic, quien fue considerado el mejor jugador de la última UEFA Europa League cobró un tiro de esquina desde la derecha pero su centro se queda corto y es despejado por la defensiva brasileña.

Durante el inicio de la segunda mitad del partido en búsqueda ponerse adelante en el marcador, sin embargo se ve opacado por los intentos de Croacia de levantarse.

En el 71’ llegó el segundo gol de Brasil, protagonizado nuevamente por Neymar que toma carrera, que sacó un derechazo potente a media altura que el portero Stipe Pletikosa estuvo a punto de detener pero el balón se mete al fondo de la portería y Brasil se adelanta en el marcador.

En el 83’ Ivica Olic salta dentro del área chica con Julio Cesar, el balón lo pierde el portero y le queda a Ivan Rakitic, quien envía el balón al fondo de la portería, llegando con ello el segundo gol de Croacia, pero el silbante japonés marca la falta del delantero sobre el portero y se anula el gol croata.

En el 86’ llegó una nueva oportunidad para Croacia, que siguió intentando llegar con peligro a la portería brasileña y en ese intento Luka Modric sorprende a todos y saca un derechazo bajo que obliga a Julio Cesar a tirarse y desviar el balón.

En el 90’ llegó el tercer gol de Brasil, dándole la ventaja al país suramericano 3-1. En esta etapa Brasil se encontró con un contragolpe fulminante en el que Oscar, de gran partido, puntea el balón desde afuera del área y clava el tercer gol a favor de su selección y con ello sentencia el partido.