Tras recibir su Bono Solidario, Alberto Ramírez expresó que el Comandante Daniel Ortega “es un seguidor de Jesucristo, es un apóstol de Jesucristo,  porque Jesucristo vino a la tierra  a ayudarle a los pobres y eso mismo está haciendo el Presidente Daniel Ortega, ayudándole a los pobres, con casas, con esta ayuda del bono, con calles, el zinc”.

Según Ramírez solo el Gobierno Sandinista ha venido a restituir los derechos de los trabajadores y por ende de las familias nicaragüenses.

José Granados, otro trabajador que hacía fila para pagarse su Bono explicó que el Comandante Daniel está al tanto de los problemas económicos de los trabajadores. “Esto (el Bono)  nos motiva a estar siempre agradecidos, porque es una política de complemento al salario, eso es lo que le llamamos nosotros la política del gobierno Socialista,  Solidario y Cristiano, estar pendiente humanamente de las necesidades del pueblo”.

Los más de 160 mil trabajadores del estado cuentan mes a mes con el bono solidario que complementa los ingresos mensuales.

Unos lo utilizan para la compra de  más alimentos, otros pagan  servicios básicos como agua y luz, y otros para la recreación familiar.

“Esto es algo extra para que la gente pueda ayudarse en solventar algunos  problemas económicos, por lo menos esto es una ayuda  y yo creo que por lo menos es algo que Dios pone en los corazones y por eso Dios sigue bendiciendo y prosperando a este gobierno”, dijo Marvin García, beneficiario del Bono Solidario.