A la primera secretaría de la Asamblea Nacional, que dirige la diputada sandinista Alba Palacios Benavides, fue presentado un decreto de préstamo por US$48 millones de dólares entre el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y el Banco de Exportación e Importación de Corea (EXIMBANK) para financiar la construcción de líneas de transmisión para conectar la planta hidroeléctrica Tumarín, en el marco del Programa Nacional para Electrificación Sostenible y Energía Renovable (PNESER) Fase II.

Dicho préstamo será destinado a crear las condiciones de infraestructura para las líneas de transmisión que transportarán la energía eléctrica desde el proyecto hidroeléctrico Tumarín hasta todo el país. El proyecto está diseñado a culminar en 4 años.

La diputada sandinista, Jenny Martínez Gómez, presidenta de la Comisión de Infraestructura y Servicio Públicos, indicó que las redes de las subestaciones existentes no llegan hasta la zona donde se instalará el proyecto Tumarín, por lo cual es necesaria la construcción de las líneas de transmisión que permitían transportar el fluido eléctrico, así como la culminación de la carretera de la zona, misma que lleva un 58% de avance.

Recordó que en el año 2012 se aprobó una reforma a la ley que permitirá la construcción de la hidroeléctrica Tumarín, en la misma el Estado de Nicaragua se comprometió a aportar recursos para la construcción de la carretera de unos 70 kilómetros y las redes de transmisión.

“En el marco de ese compromiso que asumió el gobierno de Nicaragua, se presentó una iniciativa que corresponde a una financiamiento de 48 millones de dólares para financiar este proyecto de las líneas de transmisión que llevaran hasta Tumarín”, citó Martínez. La iniciativa será dictaminada por la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto.