"No sería una buena idea establecer marca hombre-hombre para Lionel Messi. No sirve para él la marca personal", afirmó el miércoles el entrenador de Bosnia-Herzegovina, Safet Susic, de cara a su estreno en la historia de los mundiales ante el seleccionado argentino, el domingo próximo. El Mundial de Brasil representa el estreno del equipo bosnio en la máxima competencia de la FIFA, a la que llega bajo los estímulos de cuatro éxitos consecutivos en los partidos de preparación, aunque el último fue ante juveniles del Santos (5-1) el lunes.

"Los muchachos están de buen humor, la moral está en alto. Se han probado jugadas, disparos al arco. Primero con cierto temor, algo que es lógico, pero se están afianzando los conceptos", deslizó el entrenador.

En el último partido de preparación no estuvieron en el campo ni Miralem Pjanic (jugador de la Roma), ni Edin Dzeko (delantero del Manchester City), las dos estrellas del equipo, que tienen algún problema físico.

"Dzeko está un poco cansado, Pjanic está sufriendo de una lesión menor, pero si el partido con Argentina se jugara mañana, los dos estarían", indicó Susic, que como futbolista tiempo atrás fue ídolo de Paris Saint Germain, además de referente del ex seleccionado yugoslavo.

Susic asumió que está estudiando cómo detener a Messi, pero anticipa que no cree en la marca hombre-hombre. "Sacrificar a un jugador por perseguir todo el tiempo a Messi no creo que sea una buena cosa para nosotros. Podría hacerlo Muhamed Besic, pero quedaría anulado, además muchas veces pasan minutos en que 'Leo' no participa en el juego", indicó el entrenador. Pero advirtió que se asegurará de que, "cada vez que la estrella argentina tome el balón, habrá uno o dos jugadores para encimarlo y achicarle los espacios".

El seleccionado de fútbol de Bosnia y Herzegovina (país que logró la independencia en 1992) jugará como tal su primer Mundial en Brasil, por lo tanto el partido ante Argentina será el estreno de esa formación nacional en el máximo torneo de la FIFA. Hasta 1992, los jugadores bosnios jugaban en el seleccionado de Yugoslavia. Bosnia y Herzegovina nunca pudo clasificarse para un torneo oficial de la UEFA (Unión Europea) o FIFA, hasta la clasificatoria para Brasil.