En Estados Unidos, Amazon rechazó tomar pedidos en preventa de los próximos lanzamientos en vídeo de películas de Time Warner, entre ellos The Lego Movie, 300: Rise of an Empire, Winter's Tale y Transcendence, publicó el diario estadounidense New York Times .

La empresa comenzó a rechazar la preventa a mediados de mayo, lo que llevó a algunos clientes a expresar su malestar en foros del grupo distribuidor.

Amazon no respondió de manera inmediata a un email en el que se le solicitaron comentarios sobre la información, mientras que Jim Noonan, portavoz de Warner Bros, dijo que la "política de la compañía es no comentar temas de contratos o cuestiones de derechos que afecten a nuestros socios".

Amazon ha mantenido duras negociaciones con sus socios en el pasado. En el 2010, impidió a los consumidores que compraran obras de la editorial Macmillan en una disputa sobre el precio de los e-books; su más reciente choque, a principios de mes, fue con el grupo editorial Hachette .
En los últimos meses, autores y observadores de la industria editorial han criticado a Amazon por utilizar su enorme poder en el sector de distribución para contar con ventaja en las negociaciones de contratos.