Los pasillos del principal salón del Centro de Convenciones se veían realmente llenos de parejas solas o con sus hijos, preguntando a los 65 expositores, desarrolladores de proyectos de viviendas, por las distintas ofertas, los términos y las posibilidades de poder pagarlas.

En la feria de viviendas hay 65 expositores y 55 proyectos de viviendas, la mayoría de los cuales están ubicados en Managua, pero además hay otras urbanizaciones que están siendo edificadas en Masaya, Matagalpa y León, para las cuales entregó información el personal de un total de cinco bancos que estuvieron representados en la feria.

De hecho ahora se estaban ofertando viviendas entre 20 mil y 30 mil dólares en su mayoría, pero también las hay de poco menos, unos 17 mil dólares para los interesados en casas de interés social, dijo recientemente el Presidente de Cadur, Alberto Atta.

Al respecto, uno de los interesados, Erasmo Obando, quien era acompañado por su esposa en uno de los stand, mostraba atraído por las viviendas de interés social, haciendo muchas preguntas a los expositores y solicitando los documentos que le dieron información al respecto.

Obando manifestó que con el financiamiento bancario con tasas económicas y con los fondos aportados por el gobierno a través del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, las viviendas están llegando a la posibilidad de personas que no ganan salarios altos.

Ejemplar esfuerzo en últimos años

El interesado explicó que antes no se veía apoyo para reducir los costos de las viviendas y que estuvieran al alcance de personas pobres y “se ve que el gobierno se ha preocupado por eso para que las casas estén accesibles, es lo que he visto en los últimos años y eso es importante”.

Por su parte, Armando Hernández, explicó que el esfuerzo público privado encabezado por el gobierno del Presidente Daniel Ortega para lograr ofertar casas de interés social  ha hecho ver aparecer nuevos proyectos en distintas partes de Managua y del país y considera que con un poco más de esfuerzo, la cantidad de casas construidas aumentará y a precios accesibles.

Aseguró que el esfuerzo del gobierno es importante y lo bueno es que ha sido seguido por las instituciones financieras y la empresa privada urbanizadora que se han apuntado a la tarea de edificar ciudadelas para ofertarlas a la población.

Esfuerzo público privado es bien articulado

Por su parte el Arquitecto Eduardo Berheim dijo “veo que este esfuerzo ha sido un éxito, en el sentido que se van cumpliendo poco a poco las expectativas que tiene tanto la nación, como los sectores que intervienen en estos programas de viviendas, que son tan necesarios para nuestro pueblo”.

Aseguró Berheim que “lo interesante de esto es que hay un esfuerzo muy bien articulado, esto va avanzando y se va sintiendo que vamos logrando metas, el año pasado fue menor que este año, la tendencia es a incrementar el interés del público por las viviendas”.

Señaló que sin embargo aún queda una asignatura pendiente, que es la vivienda demás bajo costo y aconsejó buscar una solución con materiales locales y no importados, siempre en un esfuerzo público privado para lograr abaratar aún más los costos y que la mayoría de la población tengan acceso a una casa.

A nivel nacional existe aún una demanda insatisfecha de 500 mil viviendas y se necesita construir al menos 20 a 25 mil viviendas anuales para reducir ese déficit, explicó recientemente el presidente de Cadur, Alberto Atta.