El diplomático destacó que durante la gestión del actual presidente, Mahmoud Ahmadinejad, el objetivo estratégico con América Latina es impulsar lazos comerciales que permitan proveer, a los países de esta región, los conocimientos en servicios de ingeniería y tecnología de punta que posee Teherán.

El Vicecanciller agregó que también desean fomentar el desarrollo y mejorar la cooperación multisectorial entre los sectores privados iraníes y latinoamericanos.

“Teherán y los países del continente latinoamericano comparten puntos comunes como el amor por la paz, la justicia y la democracia, además de los intereses mutuos en materia económica, comercial y de inversiones”, subrayó.

Asimismo, indicó que estos objetivos comunes han permitido a ambas partes alcanzar una "posición especial" en la arena económica internacional debido a sus "muy elevadas potencialidades industriales, normas fáciles de inversión y mercados libres".

El funcionario iraní sostuvo una reunión de trabajo este fin de semana con los embajadores de Brasil, Cuba, Bolivia, Venezuela, Nicaragua, México y Ecuador, en la provincia de Bushehr (sur), donde se ubica una importante planta atómica del país.

Los diplomáticos latinoamericanos realizan una visita de dos días a la provincia costera con el Golfo Pérsico en compañía del Viceministro, para conocer la potencialidad económica iraní en el área energética, específicamente en materia de petróleo, gas natural y petroquímica.