La brecha a favor del bloque del mandatario proviene del voto duro con tendencia a crecer y, a cinco meses de los comicios, es una tendencia con muy poca probabilidad de revertirse, refiere el análisis, citado por el periodista José Vicente Rangel, en un programa transmitido por la televisora privada Televen.

El Partido Socialista Unido de Venezuela alcanza un 45,7 por ciento de aceptación entre los venezolanos y la percepción favorable hacia esa organización ha crecido 12 por ciento de manera sostenida en 10 meses, indica la investigación.

La organización, agregó, tiene una brecha favorable de 23,6 por ciento con respecto a los demás partidos.

Por otra parte, el resto de las organizaciones existentes en el terreno político nacional, juntas, han decrecido en 10 meses 11,5 por ciento, señala el análisis.

El mes pasado, las corrientes que apoyan al Jefe de Estado obtuvieron 57,8 por ciento de aprobación, con tendencia a crecer, y el bloque opositor, 30,4 por ciento.

Todos los sondeos coinciden en que el presidente ganará los próximos comicios por una amplia mayoría ante el candidato opositor, Henrique Capriles, de la llamada Mesa de la Unidad Democrática.