Estas 87 casas fueron construidas  con mano de obra local de la hacienda La Cumplida, en una zona en alto, dándole mejores condiciones de vida a las familias que ya están ocupando las unidades habitacionales edificadas en la empresa cafetalera.

El esfuerzo público y privado que vio la luz tras cinco meses de trabajo de parte de los obreros agrícolas de La Cumplida, lleva hoy el nombre El Talismán, lo que en opinión de Cristina Cuadra de Lacayo, Presidente de la Fundación Nica France, cumple un sueño de 20 años, desde que la familia Ponzon-Lacayo adquirió la propiedad.

De acuerdo con la señora Cuadra de Lacayo la empresa cafetalera Nica France, conocida como La Cumplida, junto con  el Banco de la  Producción  y el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR), que participó en representación del gobierno del Presidente Daniel Ortega, facilitó todas las condiciones para que se pudiera edificar el proyecto.

La señora Cuadra afirmó que las dos familias comenzaron a buscar financiamiento fuera de Nicaragua en la banca internacional, sin embargo, con la promulgación de la ley 677 por medio de la cual se asigna fondos de la seguridad social para apoyar la edificación de casas de interés social, el financiamiento fue obtenido en la banca del país.

Exoneración de impuestos y apoyo con fondos del INSS

Según dijo la presidente de la Fundación Nica France, los fondos fueron prestados por el Banco de la Producción a una tasa de interés del cuatro por ciento, lo que en el país se considera altamente concesional, en tanto que añadió que el IINVUR solicitó para el proyecto, por ser de interés social, la exoneración del 15 por ciento del impuesto sobre venta en la compra de materiales para el proyecto.

En ese sentido explicó que el proyecto fue una realidad en un tiempo récord con mano de obra de los trabajadores que serían beneficiados, con los agregados de instalación de agua potable, aguas negras y luz eléctrica entre otras cosas.

Entre tanto María Emilia Rizo, Gerente General del INVUR explicó que en el proyecto vivirán 455 personas y destacó que la construcción de la colonia de El Talismán tuvo menos costo gracias a la exoneración de impuestos a los materiales de construcción y a la reducción de la tasa interés al poderse hacer uso de los fondos del INSS.

Luis Anduray del Banco de la Producción, manifestó que la tasa de interés dada es concesional y eso fue logrado dados los beneficios que otorga la Ley de Viviendas, a la par de la relación que ha mantenido la entidad financiera con la empresa cafetalera Nica France, de La Cumplida, que tiene mil 100 manzanas sembradas de café, así como 150 acres de helechos.

En tanto que uno de los propietarios Clemente Pozon, explicó que el proyecto se debe no solo al trabajo esforzado de los obreros agrícolas de la hacienda, sino también al apoyo estatal y de la banca.

Agradecen construcción de viviendas

Por su lado, el trabajador Aureliano Velásquez Picado señaló que las viviendas les han sacado de problemas, dado que las casas en que vivían en la finca ya estaban viejas y con el invierno se mojaban y afirmó que en ese sentido salieron beneficiados y ahora tienen servicios sanitarios adentros, agua potable y pagan lo mínimo de luz eléctrica.

Harold Urrutia Hernández, joven beneficiado con becas de estudio y con una casa, agradeció el apoyo dado tanto a las familias propietarias de La Cumplida, así como al INVUR, dado a que ahora pueden vivir en una vivienda digna.

Por su lado María Elena Gonzales, que tenía 15 años de laborar en la hacienda, dijo que las condiciones ahora son mucho mejores que antes y lo mejor de todo es que ahora tiene casa propia gracias a ese esfuerzo realizado por ellos con los propietarios de la empresa Nica France, así como por el gobierno sandinista.

A la par Sandra Francis Días  afirmó que antes vivía con 12 personas de su familia en el campamente de la hacienda, dijo que se siente agradecida con Dios por haber podido obtener su casa, así como con los dueños de la empresa y con el gobierno por haber ayudado a la realización del proyecto.