La Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), instaló 573 metros lineales de tubería de 8”, 300 metros lineales de 6” y 200 metros lineales de 4”, con el objetivo de encausar las aguas de un pozo que se perforó exclusivamente para proveer del vital liquido a este barrio del Distrito VII de Managua, que llevaba muchos años sufriendo afectaciones y cortes del suministro hasta por 24 horas.

“En el anexo de Villa Libertad, un barrio que había sido afectado por más de 20 años, que no habían sido escuchadas las voces de las mujeres, las voces de los niños, para reivindicar este derecho al agua, tenemos acá unos 8,200 habitantes que ahora están siendo abastecidos las 24 horas del día, a menos que haya alguna afectación energética”, explicó el Ing. Humberto Cornejo, Vice gerente de Operaciones de Enacal.

Doña Rosa Rodríguez manifestó que es muy beneficioso para la población de Anexo Villa Libertad contar con el servicio de agua potable durante todo el día y sin complicaciones, dado que por mucho tiempo tuvieron escases de agua y con este proyecto impulsado por el Gobierno del comandante Daniel Ortega Saavedra los habitantes del barrio podrán tener servicios higiénicos y agua potable para solventar sus necesidades.

“Teníamos problemas con el agua, porque muchas veces nos quedábamos sin agua durante todo el día, pero este proyecto es importante porque ya le llegará el agua a todos los ciudadanos y todo el día, porque sin agua no podemos vivir y antes muchos teníamos que andar buscando el agua por otros lados”, declaró Mercedes Carrión.

Andrea Ramírez Jarquín señaló que ahora tiene mucha más tranquilidad para realizar los deberes del hogar, porque ya nos les faltará el agua ni un solo minuto del día, pero principalmente porque ya no tendrá que pagar 25 córdobas para comprar agua.

“Antes teníamos que ir hasta el pozo del Milagro de Dios para conseguir el agua aunque sea para tomar y ahora gracias al Gobierno del Frente Sandinista ya no tendremos que andar pidiendo agua, porque la tenemos en la casa, hay mayor higiene y los niños no faltan a la escuela porque tienen sus uniformes limpios”, dijo Claudia Osejo.