Con la instalación de 1 mil 800 metros cuadrados de gaviones en el cauce Quinta Pacheco, la Alcaldía de Managua está garantizando que aproximadamente 1 mil 500 pobladores del barrio Camilo Chamorro no corran peligro durante esta época de invierno.

El cauce Quinta Pacheco, ubicado en el distrito VI, estaba considerado como uno de los sectores más vulnerables de Managua en tiempos de lluvia, por lo que las autoridades decidieron ejecutar un proyecto de emergencia que viniera a darle solución a la problemática de las inundaciones.

La Alcaldesa capitalina, Daysi Torres, explicó que con la estabilización de las paredes del cauce se está cumpliendo con el mandato del comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, de preservar la vida de la población que vive en los barrios más vulnerables de Managua.

La obra en el cauce Quinta Pacheco, cuya inversión fue superior a los 2 millones de córdobas, constituye nada más que uno de los 26 proyectos de emergencia que está realizando la Alcaldía.

La alcaldesa Torres dijo que en Managua se contabilizaban más 100 puntos críticos, pero que hasta el momento ya se ha dado respuesta al 70 por ciento de estos.

Afirmó que junto a los proyectos de emergencia y la instalación de gaviones, canaletas y cortinas hidráulicas, son un total de 40 puntos críticos los que se están atendiendo en la actualidad.

El delegado del distrito VI, Eliécer López, expresó que la Alcaldía está trabajando también en la estabilización de las paredes del Cauce Villa Feliz, considerado otro de los puntos vulnerables del distrito.

De la misma manera la municipalidad está trabajando en la construcción de canaletas en los barrios Jorge Casally y 31 Aniversario.

López destacó que luego de obras como esta, la Alcaldía no descarta ningún punto crítico, ya que siempre se espera ver la efectividad de las obras ante el avance del invierno.

Un factor muy importante en el que se hace énfasis es en que la población tome conciencia de no tirar la basura en los cauces, ya que este es un mal habito que provoca inundaciones.

En el sector del Cauce Quinta Pachecho los pobladores se mostraron contentos con la obra y asumieron el compromiso de cuidarla.

“Estamos alegres, aquí eran varias casas las que se inundaban, nos daba miedo cada vez que se rebalsaba el cauce, pero ahora esperamos que ya no siga pasando”, señaló la pobladora Susana del Carmen Sobalvarro.

Esta señora, quien tiene 40 años de vivir en el Camilo Chamorro, dijo estar consciente del problema de la basura, de allí que fue enfática al asegurar que “hay que esperar que pase el camión de la basura y no tirarla al cauce, porque somos nosotros mismos los afectados”.