Sánchez Cerén acudió a la embajada de Nicaragua para firmar el libro de condolencias abierto con motivo del fallecimiento de Borge, ocurrido el 30 de abril pasado.

En conversación con la embajadora Gilda Bolt, expresó sus condolencias a la familia de Borge, al pueblo nicaragüense y al presidente Daniel Ortega y a su esposa, Rosario Murillo, indica hoy un boletín de prensa de la Vicepresidencia.

Tomás Borge fue un luchador, un revolucionario que siempre mantuvo sus ideas en alto, forjador de las luchas contra las dictaduras militares, expresó.

Para mí ha sido un honor haberlo conocido, haber tenido largas pláticas con él y conocer más sobre la experiencia que él logró desarrollar en la lucha para mejorar la situación de nuestros pueblos, manifestó.

Tomás, o Tomasito como le decíamos, nos deja muchos libros, mucha obra revolucionaria, pero lo más importante de hombres como él, que han luchado por los pueblos de América Latina, es que nos deja su ejemplo, subrayó.