Un estudio retrospectivo revela que con el manejo moderno de embriones congelados de cinco días de desarrollo (blastocistos), el soporte de la fase lútea con gel vaginal o inyecciones intramusculares de progesterona proporciona los mismos resultados.

"Dado que no existen diferencias clínicas en los resultados,la decisión de cuál (presentación) utilizar se reduce al costo,
la conveniencia y la comodidad", dijo el doctor Daniel B.Shapiro, de Reproductive Biology Associates, en Atlanta.

"La progesterona en aceite es mucho más económica, pero más dolorosa y, en general, otra persona debe inyectarlo, mientras
que el gel vaginal es más costoso, pero más tolerable y se autoadministra. No tengo preferencias y a mis pacientes les hablo del costo y la comodidad del uso para que decidan", indicó Shapiro.

Con su equipo, diseñó el estudio para responder una pregunta simple: ¿el tipo de soporte de la fase lútea influye en los resultados del embarazo en las receptoras de blastocistos vitrificados?
El análisis incluyó 920 ciclos con transferencia de embriones congelados, 682 con inyecciones intramusculares de progesterona o IIP (50 mg una vez por día) y 238 con el gel vaginal (Crinone, al 8 por ciento, 90 mg).

En la revista Human Reproduction, el equipo publica que los resultados no variaron significativamente entre ambos productos.
Las tasas de implantación fueron del 46,4 por ciento con las IIP y del 45,6 por ciento con el gel, mientras que las tasas de embarazo fueron del 61,7 y 60,5 por ciento, respectivamente.

En tanto, los índices de nacimientos vivos fueron del 49,1 y 48,9 por ciento.

Para los autores, el estudio está "limitado por el diseño retrospectivo y la falta de aleatorización del soporte de la fase lútea. Además, dado que este tipo de investigación no podría haber aportado a priori las tasas esperadas de éxito, no se pudo estimar el potencial estadístico asociado con los distintos resultados presentados".

Por su parte, el doctor Brian M. Berger que no participó del estudio indicó: "Aunque es un estudio retrospectivo, demuestra
por primera vez que el reemplazo hormonal con Crinone en los ciclos autólogos y en los ciclos con embriones a partir de óvulos de donante es equivalente a la progesterona inyectable, que es un buen avance en el campo y una confirmación de lo que ya se sospechaba".

Aun así, es lenta la aceptación del gel vaginal en Estados Unidos, según comentó Berger, director médico del programa de
donación de óvulos y maternidad subrogada de Boston IVF.

"El resto del mundo piensa que estamos atrasados porque utilizamos la progesterona inyectable, que ellos abandonaron hace tiempo. Estados Unidos debe ser el último país que utiliza IIP. En Europa, ya casi ni se la nombra, pero aquí su uso es generalizado", dijo Berger.

En Boston IVF, "utilizamos casi exclusivamente el gel vaginal", sostuvo.

Actavis financió el estudio. Varios autores declararon alguna relación económica con la empresa y un coautor es empleado de la firma. Berger integra la comisión de asesores de Actavis y de Merck.