Nicaragua es el país más seguro de Centroamérica gracias al trabajo policial, la estrategia de prevención social y las políticas sociales que impulsa el Gobierno, aseguró hoy el segundo jefe de la Policía Nacional, Francisco Díaz.

Según declaró Díaz en la revista matutina En Vivo del canal 4, el país posee el índice de homicidios más bajo de Centroamérica, con una tasa de nueve por cada 100 mil habitantes, algo que reconoció en días recientes el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Comentó que entre 2000 y 2010 aumentaron un 12 por ciento los homicidios en Latinoamérica y cinco de cada 10 personas perciben que la seguridad en su país de origen se ha deteriorado.

La situación en Nicaragua es diferente, y esto es debido al modelo preventivo, proactivo y comunitario de la Policía que se basa en la participación protagónica de las personas, la familia y la comunidad, entre otros sectores y grupos sociales, opinó el segundo jefe de esa institución.

Díaz explicó que la violencia y la inseguridad ciudadana son fenómenos sociales multicausales que no solo esa fuerza puede solucionar.

Es necesaria una estrategia de prevención social del delito que trascienda y se articule por el Gobierno y sus instituciones, aseguró.

Los programas sociales, la gratuidad en la educación y la salud pública, así como otros proyectos que impulsa el Ejecutivo para recortar la brecha de desigualdad y exclusión inciden y fortalecen la convivencia y la seguridad ciudadanas, opinó.

Por eso hay resultados y Nicaragua es el país más seguro de Centroamérica, señaló.

En una encuesta reciente de Cid Gallup, el 54 por ciento de los nicaragüenses opinó que el país avanzó en la reducción de la delincuencia.