La primera onda tropical de la temporada se desplazó por el país entre la noche del jueves y el día viernes, la cual generó mayor cantidad de lluvias en la parte occidental del país y en las regiones del Atlántico, pero aún insuficiente para compensar la falta de humedad que se registró a lo largo del mes, destacó la meteoróloga Salvadora Martínez.

De acuerdo con la compañera Martínez, el sábado se formó un centro de baja presión al sur del golfo de Tehuantepec y ese centro se extendió a casi toda Centroamérica, incluyendo Costa Rica, Panamá, Nicaragua y El Salvador, pero además casi toda Centroamérica ha estado también bajo la incidencia de la zona de convergencia intertropical, del sábado para acá.

Según dijo la meteoróloga, “ese centro de baja presión se formó entre 700 y 1.000 kilómetros al suroeste de Corinto, sistema que ha mantenido una estructura bien dispersa, ocasionando vientos que transportan la humedad del Océano Pacífico hacia Centroamérica”.

Aseguró la compañera Martínez que en el caso particular de Nicaragua se mantiene esa humedad que ha estado entrando constantemente y ha estado generando nublados en gran parte del país y lluvias ligeras y moderadas.

Las lluvias fuertes se han producido en la Región Autónoma de Atlántico Sur, en sitios como Salto Grande, San Gerónimo y resto de la costa del Pacífico nicaragüense donde también se han producido vientos moderados asociados a la circulación que tiene este centro de baja presión aún cuando no esté cerca de la costa del Pacífico nicaragüense.

Humedad puede mantenerse durante próximos días

Aseguró la compañera Martínez que como el centro de baja presión tiene una probable trayectoria hacia la costa del Golfo de Tehuantepec, en Nicaragua se mantendrá la circulación de los vientos, asociada a ese sistema de bajas presiones, así como se mantendrá el transporte de nubosidad entre las próximas 24 a 48 horas.

“En Managua es la parte del país donde menos incidencia de precipitación se ha observado, han sido aislados, en algunos lugares más que en otros, en otros solo ha persistido la nubosidad”, señaló la experta.

Destacó que la formación de este sistema de baja presión es normal de la temporada de invierno y el hecho que se vaya aproximando El Niño no quiere decir que no se van a formar ciclones tropicales, ni que pasen ondas tropicales sobre el país.

Manifestó que probablemente a partir de julio se puede sentir la incidencia de El Niño, sin embargo desde mayo ha habido situaciones anómalas, estas lluvias que se dieron este fin de semana no compensan el déficit que hubo durante gran parte del mes.

Por otro lado dijo con cierta esperanza que habrá una onda tropical al norte de Colombia y que podría llegar al país en dos días y generar algunas lluvias en el país.