Toda una mañana de alegría y festejo vivieron los pobladores del departamento de Granada al recibir con bombos y platillos al Cardenal Leopoldo Brenes, quien por primera vez visita esta ciudad como Príncipe de la Iglesia Católica. El recibimiento se realizó en el parque Xalteba donde hubo presentaciones de bailes, filarmónicos y sin faltar el estallido de los cohetes.

Al encuentro asistieron delegaciones de las 17 parroquias que conforman la Arquidiócesis de la Gran Sultana, quienes de manera efusiva saludaron al Cardenal, quien luego de escuchar las palabras de recibimiento por parte de las autoridades municipales se dispuso a realizar un recorrido por las calles de la ciudad a bordo de un coche en compañía del pueblo, para luego oficiar la eucaristía en la catedral Inmaculada Concepción de María.

Durante el recorrido el líder religioso también se hizo acompañar de las imágenes de la Inmaculada Concepción de María y la virgen de Candelaria, siendo esta visita un verdadero encuentro de fe, amor y religiosidad en el que Brenes hizo un llamado al pueblo católico a cumplir con los mandatos de Dios, siguiendo paso a paso los mandamientos de las sagradas escrituras y llevando la palabra de salvación a todos los rincones del mundo.

“El Espíritu Santo ha dado un gran empuje a nuestra iglesia que peregrina en América Latina, desde el año pasado con la escogencia del Papa Francisco esta experiencia Latinoamericana se está catolizando, universalizando porque estamos viviendo en un estado permanente de misión” señaló.

“A través de nuestra experiencia misionera debemos de ir sumando más participantes en las misiones, porque el Papa Francisco nos invita a ir por el mundo, a las periféricas y llevar a Jesucristo, sin embargo para ser un buen misionero debemos ser hombres de oración, humildes que podamos tener capacidad de escuchar al prójimo y desde ahí poder sentir el secreto que el Señor nos da a través de su espíritu”, añadió.

Feligreses contentos con su visita

Los asistentes al recibimiento manifestaron su alegría al recibir al líder religioso en su departamento, quien con mucha humildad se retrató y dio la bendición a centenares, los que destacaron el espíritu humanista y entrega a la vida sacerdotal que caracteriza a Monseñor Brenes.

“Él es un hombre que inspira admiración, su humildad es tan grande que siempre está rodeado de todos los que lo queremos, siempre tiene en su rostro una sonrisa tan contagiante porque sabemos que es un siervo de nuestro señor Jesucristo y ha venido hasta Granada a bendecirnos y traer consigo grandes cosas para nuestro departamento”, expresó Rosaura García.

“El Cardenal Brenes en tan poco tiempo ha logrado ganarse nuestro cariño, su ejemplo de estrega y amor al prójimo hace que nosotros sigamos su ejemplo, no basta con leer la palabra de Dios sino que hay que realizar acciones que demuestren que realmente estamos viviendo una vida en santidad y es lo que ha demostrado el Cardenal”, añadió Roberto Hernández.

Por su parte la compañera Julia Mena alcaldesa de Granada agradeció la presencia del Cardenal Brenes y destacó la importancia de su visita, tomado en cuenta que la comunidad católica de la Gran Sultana esperaba con ansias la visita de Su Eminencia.

“La ciudad de Granada abre sus brazos para recibir a su Eminencia Cardenal Leopoldo Brenes, los granadinos agradecemos a Dios el privilegio de contar con su visita y tener entre nuestro pueblo a dos cardenales, ahora el Cardenal Brenes tiene en sus manos la tarea de solidificar la paz y lograr la unidad de las familias nicaragüenses”, concluyó.