El presidente Salvador Sánchez Cerén convocó hoy a un acuerdo de nación que permita resolver los principales retos de El Salvador y crear más y mejores oportunidades a la población.

El mandatario, uno de los líderes históricos del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), hizo la exhortación en su primer mensaje tras jurar el cargo esta mañana.

Trabajaré incansablemente para alcanzar los grandes acuerdos de nación que nos permitan resolver los principales problemas del país y que faciliten la construcción de los cambios estructurales que El Salvador necesita, afirmó.

Explicó que la participación ciudadana será una pieza fundamental en su gobierno, "porque el derecho y la responsabilidad de construir este país es de todos" y porque busca "promover una sociedad abierta a la negociación, al diálogo y al debate permanente y respetuoso de las ideas".

Para alcanzar los grandes acuerdos de país, dijo, su equipo ya ha promovido instancias de concertación y está trabajando en la formación de núcleos ciudadanos conformados por sacerdotes católicos, pastores evangélicos, empresarios, trabajadores, académicos y una larga lista de personas que contribuyan a ello.

Buscamos el respaldo de toda la sociedad para la creación de políticas públicas encaminadas a las prioridades del país: empleo, seguridad y educación, expresó el Presidente en su discurso ante la Asamblea Legislativa.

Sánchez Cerén se comprometió a gobernar "para todos y todas los salvadoreños aquí y en el extranjero, con honradez, austeridad, eficiencia y transparencia, y como un gobierno dialogante y honesto".

Para facilitar el diálogo con la sociedad, el Presidente dijo que creará la Secretaría de Participación Social y Transparencia.

Además, anunció otros cambios en la estructura del gobierno, como la conversión del Ministerio de Gobernación en Ministerio de Desarrollo Territorial, para garantizar que todo el país tenga las mismas oportunidades de progreso y porque la principal vocación de la nueva administración es territorializar sus políticas.

Añadió que la Secretaría de Asuntos Estratégicos se transformará en la Secretaría de Gobernabilidad y Comunicaciones para ampliar el diálogo y mantener una negociación permanente hacia la búsqueda de acuerdos con todas las fuerzas de la sociedad.

Compromiso con integración

Sánchez Cerén ratificó hoy el compromiso de El Salvador con la integración regional en su primer mensaje a la nación tras asumir el cargo.

El dignatario aseguró en la ceremonia de Transmisión de Mando que la integración de Centroamérica es el mejor camino para enfrentar los problemas y retos mutuos.

Tenemos raíces comunes, historias compartidas, problemas que nos afectan a todos y retos mutuos. Por eso continuaremos nuestra apuesta en el Sistema de Integración Centroamericana. La integración es el mejor camino, afiormó.

El Presidente ejemplificó los beneficios de la integración regional con la iniciativa que El Salvador, Honduras y Nicaragua están llevando a cabo en la región del Golfo de Fonseca, compartido por los tres países.

Trabajamos en un importante acuerdo, que convertirá a esa región en una zona de paz y beneficio económico para todos, subrayó.

Agregó que Centroamérica unida se fortalece mediante el acercamiento con los demás países de Latinoamérica.

Sánchez Cerén explicó que su equipo ya está trabajando en una mayor integración de El Salvador con el mundo para ampliar las relaciones comerciales y la cooperación y estrechar los lazos culturales y de amistad.

Manifestó que su gobierno profundizará las relaciones con Estados Unidos, donde viven dos millones de salvadoreños, especialmente en los campos económico y social.

El Asocio para el Crecimiento (suscrito con la potencia norteña hace dos años), representa un eficaz plan que le brinda a El Salvador más posibilidades de hacer crecer su economía, reducir sus vulnerabilidades, disminuir la inseguridad y generar mayor inclusión, dijo.

Sánchez Cerén y el vicepresidente, Ã"scar Ortiz, fueron juramentados esta mañana en una ceremonia solemne en la Asamblea Legislativa, para un período de cinco años que concluye el 1 de junio de 2019.