Celebrando el Día de las Madres Nicaragüenses, chavalos y chavalas de Juventud Sandinista 19 de Julio, entregaron sillas de ruedas a madres de héroes y mártires, quienes con mucha felicidad en sus rostros expresaron su agradecimiento ante tan noble gesto del Gobierno Sandinista.

María de la Concepción Morales, del Barrio Monseñor Lezcano, externó que “Me alegro mucho que me hayan dado esta respuesta de la silla de ruedas tan rápido. He tenido varios regalos del gobierno, por eso le doy las gracias, la silla de rueda se me había hecho difícil. Ahora podré movilizarme mejor”.

Comentó que “Hay momentos en los que me pongo de pie para caminar, hacer ejercicio, pero con dificultades me sentaba, ahora con este gran regalo estaré más cómoda y le doy gracias al presidente porque yo sé que le cumple a uno”.

Otra madre homenajeada con la entrega de una silla de ruedas para que pueda movilizarse con mayor tranquilidad, es la señora Eliza López, del Barrio Cuba, quien manifestó que “Este regalo es uno de los más lindo que me ha dado la compañera Rosario y el presidente Daniel, me siento muy agradecida y nunca me imaginé que vinieran hoy”.

Agregó que “El presidente y la compañera Rosario nos siguen restituyendo nuestros derechos”, además explicó que “A mí se me dificulta ir al médico a ponerme mi sangre, a consulta, para poder movilizarme lo hacía en una silla vieja o le prestaba la de mi hijo, y ahora estoy feliz porque me van a llevar a pasear donde yo quiera”.

En el Barrio San Judas, Con 101 años, una memoria excelente y una sonrisa, recibió de parte de juventud sandinista la silla de ruedas que tanto necesita la señora Teresa Medrano, quien ha tenido a lo largo de su vida muchas fracturas agregado la edad, hechos que no le permiten caminar, por tal razón era urgente que se le cambiara su silla de ruedas que ya estaba en muy mal estado.

“Dios los bendiga a todititos hijos, los ampare y los favorezca”.

Al preguntarle su edad, con mucha lucidez dijo que “Voy por los ciento y pico, casi los 102 años. Desde 1975, el 10 de noviembre la primer quebradura, desde ahí he aguantado siete. Ya que se acordaron de mí y de mi único hijo que tiene cuarenta años de muerto, muchas gracias”.

Su hija Alma Quiroz de 75 años, muy emocionada, dijo que “Mi madre se lo tiene bien merecido este regalo, tiene dos caídos en la guerra y le damos las gracias al presidente por esta silla que la va ayudar para llevarla al centro de salud y pasearla. Gracias por que hoy han venido a visitarla, le mandan médicos, comida, no tengo palabras (..)”.

La entrega se realizó en el Distrito II y III de la capital, recibiendo esta restitución de derechos en lo que va del año 1870 personas, siendo la prioridad los adultos mayores.