El sector forestal, cuyos principales dirigentes se reunieron con el gabinete de producción del Gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, tiene la expectativa de continuar creciendo este año pese a los efectos que pueda tener el fenómeno climático de El Niño.

Las reuniones que sostiene el gabinete de producción del Gobierno Sandinista comenzaron la semana pasada al encontrarse con el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) a fin de analizar en forma conjunta los efectos que puede tener el fenómeno climático de El Niño sobre los distintos rubros de producción del país y ver las alternativas para reducir los posibles daños.

De acuerdo con el director del Instituto Nacional Forestal (INAFOR), ingeniero William Schwartz Cunningham, en la reunión que sostuvo el sistema de producción, consumo y comercio con la mesa forestal que representa al sector privado de este sector se vieron como puntos fundamentales el cambio climático, el fenómeno de El Niño, y las proyecciones de crecimiento del sector.

Además manifestó que como parte de la proyección se vio el tema de la producción y el aprovechamiento del sector forestal y ver a la vez los puntos de vista de los productores privados y las expectativas que tienen sobre la producción forestal en este año 2014.

Destacó que las metas tanto gubernamentales como privadas coinciden y señaló que se planea que en este año se producirán 289 mil metros cúbicos de madera, de lo cual el 20 por ciento se destinará a la exportación.

“Otro aspecto es el de las plantaciones forestales con fines comerciales, lo que anda por casi cuatro mil hectáreas de teca, melina, caoba africana, así como diferentes especies que tienen mucho valor comercial y que ellos están plantando para dentro de algunos años poder cosecharla”, destacó el director de INAFOR.

Crecimiento del sector

Añadió que el gobierno planea reforestar 23 mil 115 hectáreas, lo que daría un crecimiento del 10 por ciento con respecto al año pasado, en que plantamos 20 mil 662 hectáreas, con unas ocho millones de plantas ya sembradas a estas alturas, al tiempo que agregó que solo están esperando a que INETER diga cuándo se puede comenzar a sembrar.

Por su lado Holmes Aguilar, presidente de la Asociación de Productores Forestales, manifestó que el sector forestal está induciendo a inversionistas a venir a Nicaragua para darle valor agregado a la madera.

Afirmó el dirigente forestal que en los últimos años el sector solo exportaba materia prima en bruto, pero hoy en día el gobierno, los inversionistas y profesionales forestales están apuntando a que el sector forestal llegará a tomar uno de los primeros lugares en la economía del país, dándole valor agregado a la madera, convirtiéndola en piso, muebles, entre otras cosas.

Recordó que el 95% de los suelos nicaragüenses son forestales y destacó que el gobierno está tomando en cuenta a todo el sector por las posibilidades que tiene de crecer rápido.