El presidente electo de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, aseguró que los funcionarios que lo acompañarán en su gestión no solo tienen una gran capacidad profesional, sino un compromiso con el programa de gobierno del FMLN.

El futuro mandatario, quien asumirá domingo la presidencia de la nación, anunció este jueves a los restantes miembros de su equipo de trabajo, de diversa procedencia y con los cuales, ha reiterado, profundizará los cambios iniciados en 2009 con el primer gobierno del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Sánchez Cerén, uno de los líderes históricos de ese partido de izquierda, y firmante de los Acuerdos de Paz en 1992, ha recalcado que su mandato es una continuidad del gobierno presidido por Mauricio Funes, pero que tendrá su propio sello a partir del domingo próximo.

El nuevo mandatario, de 69 años, actual vicepresidente del país, asegura que gobernará para todos los salvadoreños quienes, además, participarán en en las decisiones de país.

Este jueves completó la nómina de quienes tendrán en sus manos dirigir por un período de cinco años, los ministerios, secretarías de la presidencia, las instituciones autónomas, superintendencias y direcciones generales.

Entre otros cargos conducirán junto a él los destino del país, Roberto Lorenzana, por varios períodos diputado del FMLN y hasta ayer secretario de Comunicaciones del partido de izquierda, nombrado secretario Técnico de la Presidencia.

La secretaria de Inclusión Social, Vanda Pignato, continuará en ese cargo, en el cual tuvo resultados muy positivos, sobre todo con el muy loado a nivel nacional e internacional programa Ciudad Mujer.

El exministro de Justicia y Seguridad, exdiputado del FMLN y del Parlamento Centroamericano, Manuel Melgar, fungirá como secretario Privado de la Presidencia; y Marcos Rodríguez conducirá la Secretaría de Participación Ciudadana y Transparencia.

Carlos Cáceres continuará al frente del Ministerio de Hacienda, una de las carteras clave para el desarrollo económico del país que se proponen Sánchez Cerén y su vicepresidente, Oscar Ortiz.

El ministro de Relaciones Exteriores será Hugo Martínez quien antes de asumir la dirección del Sistema de Integración Centroamericana, ya había estado en ese cargo, y en el parlamento salvadoreño.

El empresario Tharsis Salomón López, exvicepresidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales y asesor de la junta directiva de la Asociación Nacional de la Empresa Privada, será el ministro de Economía; y Napoleón Duarte, hijo del expresidente José Napoléon Duarte, se mantendrá en el Ministerio de Turismo.

Entre, otros puestos, Tomás Chévez, miembro y coordinador del partido Cambio Democrático será el presidente del Fondo Social para la Vivienda y Margarita Velado, exdiputada del FMLN, la presidenta del Registro Nacional de las Personas Naturales.

Estos nombramientos, así como los restantes en los vicemnisterios e institucionas, refleja la pluralidad a la cual se comprometió Sánchez Cerén, en la campaña electoral y luego de ganar las presidenciales pasadas con las alianzas que le apoyaron con miras a un nuevo gobierno de cambios.