Desde la Isla de Ometepe, Rivas, el Cardenal Leopoldo Brenes envió un caluroso saludo a todas las madres nicaragüenses que este 30 de mayo serán homenajeadas en celebración del Día de las Madres.

"Desde la Isla de Ometepe, en la cual estamos junto a Monseñor Jorge Solórzano en esta visita como pastores, juntos queremos enviar un saludo a todas las madres nicaragüenses, esa madre esforzada que se desvela por nosotros los hijos; que trabaja de sol a sol para ganarse el pan de cada día, para educarnos y que está pendiente en aquellos momentos difíciles, en aquellos momentos de alegría, que se desvela cuando nosotros estamos enfermos", expresó mientras abrazaba a madres que llegaron a saludarlo y pedir su bendición.

"De mi parte, como Arzobispo de Managua y Cardenal de la Iglesia Católica, quiero enviar un saludo cariñoso a todas las mamacitas nicaragüenses, deseándoles que María, nuestra Madre, las proteja siempre, las acompañe y que el buen hijo, nuestro Señor Jesucristo, también las bendiga por esa gracia maravillosa de dar la vida, de colaborar para que la vida siga existiendo y para que nosotros, hijos y mujeres, como hijos de María, podamos dar todo lo mejor para hacer de Nicaragua una Patria mejor", indicó Su Eminencia Reverendísima el Cardenal Leopoldo Brenes.