El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó que debido a las condiciones climáticas presentes, se espera persista una disminución en el régimen de lluvias, principalmente en las regiones del Pacífico, Norte y Centro del país.

En conferencia de prensa la tarde de este miércoles, esta institución aseguró que desde marzo las condiciones han evolucionado para que en el mes de julio se establezca el fenómeno de El Niño, el cual se manifiesta en Nicaragua por una marcada reducción de las precipitaciones y condiciones de temperaturas más cálidas.

Expresó que en lo que va del mes de mayo las lluvias han sido deficitarias en todo el territorio nacional, registrándose anomalías de disminución de las precipitaciones que oscilan entre un 50 y un 90 por ciento, en relación a períodos anteriores.

Desde el primero al 25 de este mes, las zonas de mayor afectación corresponden al Corredor Seco, extendiéndose también al Pacífico Central y Sur del país.

Ineter manifestó que estos 25 primeros días del mes de mayo las precipitaciones han sido altamente deficitarias en comparación a los años 2011, 2012 y 2013, incluyendo con los años similares al presente, como fue el 2011 cuando se registró por última vez el fenómeno de El Niño.

Menos ciclones

El director de Meteorología, Marcio Baca, señaló que producto de este fenómeno la cuenca del Atlántico Tropical, junto con el Golfo de México y el Mar Caribe, se podría enfriar lo cual provocará que la temporada de huracanes sea menos intensa. En este sentido, dijo que en el 2014 se esperan solamente 9 ciclones tropicales y no 12 como en años anteriores.

20 por ciento menos precipitaciones en junio y julio

En términos de las precipitaciones, indicó El Niño provocará en el país una disminución de las lluvias de aproximadamente el 20 por ciento, respecto a lo que sería normal.

Sin embargo, Baca enfatizó que estos pronósticos son solo para el mes de junio y julio. “No podemos ir más allá puesto que no hay hasta el momento método estadístico ni dinámico que nos permita hacer pronósticos de más largo plazo”, destacó.

Productores familiarizados con este tipo de fenómenos

El experto dijo que los productores nicaragüenses están familiarizados con este tipo de eventos, por lo que ya han recibido suficiente información y capacitación de cómo enfrentarlo.

En este sentido, expresó que los productores tienen que hacer uso de tecnologías como las cosechas de agua, el riego por goteo, y el uso de semillas precoces y resistentes a la sequía para disminuir pérdidas.

Altas presiones

El experto en cambio climático y asesor del Ineter, José Milán, destacó que de todos los fenómenos de El Niño que han afectado a Nicaragua, los más parecidos son el del 2011 y el de 1997.

Explicó que la actual disminución de las precipitaciones bien puede estar influenciada por este fenómeno o bien por los centros de altas presiones que por 17 días se han ubicado uno tras otros en el Mar Caribe.

Estas altas presiones han estado afectando negativamente a Nicaragua, Honduras y otros países de la región centroamericana, a excepción de Costa Rica y Panamá, que por estar más cerca de la zona de convergencia intertropical, han tenido mejor régimen de precipitaciones que el resto de países.

Inviernos más tardíos

Milán subrayó que en la medida que se han ido analizando las modelaciones futuras del Cambio Climático, se aprecia que dentro de 15 o 20 años los inviernos podrían iniciar hasta el mes de junio.

“Es por eso que tanto el gobierno a nivel de los ministerios han elaborado una estrategia nacional de adaptación al cambio climático, en el cual desde ahora se está empezando a preparar a la población y a los sectores en general, incluyendo los empresarios, los productores, etc, sobre la necesidad de tomar medidas para irnos adaptando a esas nuevas condiciones de un clima cambiante”, explicó.

El experto enfatizó que como nación todos estamos obligados a contribuir al proceso de adaptación, lo que implica trasformar algunas prácticas negativas por otras más benignas en relación al uso del suelo, las técnicas de cultivo, y las cosechas de agua, entre otras.

Ineter espera que este año las condiciones del Niño persistan hasta el Invierno del Polo Norte.

A continuación, informe completo del INETER:

INFORME TÉCNICO DEL COMPORTAMIENTO DE LAS LLUVIAS DURANTE EL MES DE MAYO DE 2014

El fenómeno del niño y la entrada tardía del invierno en Nicaragua ha producido para el mes de mayo una histórica reducción de las precipi-taciones las que corresponden mayoritariamente a las ubicadas en el conocido corredor seco, extendiéndose hacia la parte del pacifico central y sur.

En el mapa a continuación se ilustran las zonas más afectadas del país:

 

Al dividir el país en siete regiones climáticas y tomando en cuenta el acumulado de este año de precipitaciones del 1 al 25 de mayo podemos observar lo siguiente:

Región Pacifico Occidental

Tiene una norma histórica de 224mm, que es el promedio de las precipitaciones de los últimos 35 años. En los años donde hemos tenido el fenómeno del niño, la media de las precipitaciones ha sido de 154.6mm. Hasta este momento tenemos una precipitación de 69.1mm lo que representa una disminución del 69.2% de las precipitaciones.

Región Pacifico Central

Tiene una norma histórica de 182mm, con una media de precipitaciones en los años que hemos tenido fenómeno del Niño de 164.7mm y en este momento tenemos un registro de precipitaciones de 21.4mm lo que representa un déficit de lluvias de un 88.2%

Región Pacifico Sur

Ha registrado una norma histórica de 167mm, con una media en las precipitaciones en los años que hemos tenido Niño de 198.3mm y hasta la fecha tenemos 26.2mm de lluvia registrado lo que significa un 84.9% de déficit de las precipitaciones.

Región Norte

Tiene una norma histórica de precipitaciones de 148mm, registrando en los años que hemos tenido el Fenómeno del Niño una media de 127.7mm y hasta la fecha tenemos una precipitación de 31.2mm lo que representa un déficit de las precipitaciones de 78.9%.

Región Central

Se ha registrado como norma histórica para el mes de mayo 147mm y el promedio de las precipitaciones para este mismo mes durante eventos del Niño ha sido de 84.1%, registrando en este año para el mes de mayo 56.9mm de precipitación lo que representa un 61.3% de déficit de lluvias.

Región Autónoma del Atlántico Norte

Tiene un promedio histórico para años análogos de niño de 347.3mm y hasta la fecha se registra 125.6mm de lluvia lo que significa un déficit del 63.8%

Región Autónoma del Atlántico Sur

Para los años que hemos tenido el evento del Niño tiene una media de las precipitaciones de 326.4mm teniendo hasta la fecha un registro de 73.0mm de lluvia lo que representa una disminución en el acumulado de las precipitaciones de 77.6%