Durante la sesión plenaria de este martes, los legisladores de la Asamblea Nacional aprobaron una reforma a la Ley 640, Ley Creadora del Banco de Fomento a la Producción (Produzcamos) que tiene el objetivo de fortalecer institucionalmente la capacidad de gestión de la entidad bancaria.

Esta enmienda permitirá que la institución financiera pueda acceder al ingreso de depósitos públicos, por tanto será rectorada y vigilada por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras.

El Presidente de la Comisión Económica Walmaro Gutiérrez explicó que el Banco Produzcamos podrá apoyar a muchas actividades económicas, que no reciben el respaldo de las entidades del sistema financiero nacional.

“Es muy probable que el Banco de Fomento a la Producción se pueda constituir en el mediano plazo en una alternativa bastante favorable para el sector productivo”, valoró Gutiérrez. Durante el proceso de debate se presentaron dos mociones al texto original de las reformas, una de ellas está encaminada al tema de las exoneraciones que tendrá derecho este banco.

El legislador sandinista explicó que el Banco Produzcamos dejará de gozar de exoneraciones dentro de cincos años. “La moción deja claramente establecido, primero que tiene cinco años adicionales e improrrogable para gozar del beneficio fiscal, pero si antes de los cincos años logra obtener la autorización de la SIBOIF para captar depósitos del público, en ese preciso momento deja de ser exonerado bajo la lógica que debe competir como un agente más del agente financiero”.

Subrayó que el Banco Produzcamos debe respetar y cumplir todo el ordenamiento bancario y financiero del país, entiéndase las diferentes leyes que rigen el quehacer bursátil y bancario.

Explicó que para que el Banco comience a recibir depósitos del público, primero debe cumplir todos los requisitos establecidos en la legislación bancaria y debe de previo recibir una autorización de la directiva de la SIBOIF.

Lamentó que los legisladores del PLI-MRS no hayan respaldado las reformas, pues en sus intervenciones básicamente expresaron criterios políticos y no técnicos.

Gutiérrez resaltó que la reforma posibilita que el Banco Produzcamos pueda tener participación accionario de personas privadas, sin embargo aclaró que el artículo 41 de la ley, deja claro que no puede cambiar su objetivo primordial de apoyar a los productores.

“Para resolver el problema de los nicaragüenses tenemos que unirnos gobierno, sector privado y trabajadores y esa triple alianza es lo que va a sacar adelante a nuestro país, eso es lo que se observa en el artículo 41, en algún momento y si existen socios privados, interesados en aportar capital al Banco, perfectamente puedan hacerlo, con una salvedad (…) en la parte final del artículo dice; independientemente de la participación accionaria que tenga el Estado o los socios privados, lo que no puede cambiar son los objetivos y finalidades del Banco de Fomento a la Producción”, aclaró Gutiérrez.

Edgardo García de la Asociación de Trabajadores del Campo, indicó que esta reforma es una gran oportunidad que recibe el sector productivo del país, sin embargo se requiere también del acceso a las nuevas tecnologías, de cara a incrementar los niveles de producción.

El coordinador de la bancada del FSLN, compañero Edwin Castro indicó que la iniciativa pretende fortalecer el financiamiento a los pequeños y medianos productores, dado que la banca comercial no está atendiendo este sector.

“La banca comercial tiene muy poco destino al crédito para los productores, no llega ni al 15 por ciento a la producción y debemos de incentivar más la producción, debemos de recordar que en los gobiernos liberales se cerró la banca de fomento, era prohibido en este país tener una Banca de fomento”, dijo Castro.