Aunque Álvaro Montealegre y Hugo Paguaga iniciaron el pago de lo estafado a las hermanas de la congregación religiosa Santa Teresa de Jesús, el Ministerio Público continuará con el proceso contra estas dos personas por los delitos de Estafa Agravada y Lavado de Dinero.

La Fiscal General de la República, Ana Julia Guido, explicó que no existe mediación ni negociación en el caso y que se continuará con el proceso judicial, muy a pesar que ellos realizaran un gesto de buena voluntad al pagarles a las hermanas teresianas el dinero estafado en su totalidad.

Guido indicó que a petición de las defensas se pospuso la fecha de las audiencias, pero que el caso no ha sido cerrado y que por el contrario se está convocando a las otras víctimas de los dos estafadores para que también a ellos se les pague el dinero adeudado.

“El proceso no se ha cerrado ni lo vamos a cerrar, eso queremos que les quede claro a ustedes, al día siguiente que ellos entregaron el dinero a las monjitas citamos a todas las otras víctimas y les explicamos que nosotros seguíamos acompañándolos y que íbamos a garantizarles que se les iba a pagar hasta el último centavo que les debían estos sujetos que nosotros estamos acusando”, manifestó la Fiscal.

Guido recordó que por ser un delito patrimonial, el mayor interés de las víctimas es que se les pague hasta el último centavo del dinero que Montealegre, Paguaga y Roberto Bendaña, que se encuentra prófugo de la justicia, les estafaron.

“Entonces nosotros siendo proporcionales en cuanto al delito y a la deuda que ellos tienen, entonces eso es lo que nosotros estamos tratando, que las cosas se les garanticen y que queden satisfechas las víctimas, las víctimas van a quedar satisfechas hasta que se le pague el último centavo, esa es la satisfacción”, apuntó la Fiscal.