El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), presentó este lunes el Informe Regional de Desarrollo Humano 2014 Seguridad Ciudadana con Rostro Humano: Diagnósticos y propuestas para América Latina, en el cual se destacó el trabajo desarrollado por el Gobierno de Nicaragua a través de la Policía Nacional con la implementación de su modelo policial comunitario y de prevención del delito social.

Dicho informe, que fue presentado a jefes y miembros de las fuerzas policiales nicaragüenses, así como a otros funcionarios de Gobierno, subraya el trabajo que la institución de orden público ha desarrollado de cara a prevenir el delito, labor que le ha valido para convertirse en un ejemplo para los demás países de la región.

Juan Pablo Gordillo, asesor en materia de seguridad ciudadana del PNUD, recalcó que Nicaragua es uno de los países de la región con las tasas de homicidio más bajas, “es algo atípico y creo que es necesario que nos felicitemos a nosotros porque resta mucho, siempre queremos llegar a cero, cero homicidios en cualquier sociedad, pero Nicaragua con su modelo preventivo ha ido trabajando en proteger la vida y de la región de Centroamérica es uno de los países que de mejor forma lo ha hecho”.

Gordillo explicó que en referencia a los robos de forma agravada y con violencia, aunque en la todo el istmo han crecido, en Nicaragua se han estabilizado alrededor de 70 a 71 por cada 100 mil habitantes, manteniendo el índice de los mismos y ejecutando acciones para lograr su reducción.

“Cuando hacemos el cálculo de los homicidios y los robos ajustados a la información más reciente de las autoridades, me refiero al censo poblacional especifico del país, vemos que la tendencia sigue estando por debajo de 10 homicidios por cada 100 mil habitantes y eso es muy extraño con vecinos como El Salvador, Honduras, Guatemala, incluso Costa Rica”, indicó el funcionario del PNUD.

Según Gordillo, a nivel de percepción de la seguridad ciudadana, Nicaragua es uno de los países donde menor influencia se ve del crimen organizado, en comparación con la perspectiva que existe en el resto de la región.

Asimismo, detalló que en la percepción de seguridad ciudadana, medida a través de una encuesta, se determinó que en Nicaragua cerca de ocho de diez personas afirman sentirse seguras y tienen la esperanzan que en un futuro exista mucho más seguridad en el país, a diferencia de otros países donde solamente cinco de cada diez ciudadanos dicen sentirse seguros en sus respectivos países.

“A nivel del informe, Nicaragua es uno de los mejores países que está con niveles bajos de homicidio, niveles estabilizados en cuanto al robo y con tendencia a mejorar la situación por el modelo policial, el modelo comunitario y el grado de cohesión social que se tiene al interior de la comunidad, desde los barrios y el trabajo que se ha dado, desde cada uno de los barrios se ha comenzado a construir hacia arriba una estrategia de Policía Comunitaria de Prevención Social de la Violencia y de Prevención del Delito”, indicó Gordillo.

La jefa de la Policía Nacional, Primer Comisionada Aminta Granera Sacasa, calificó este informe como profesional y analítico, pero sobre todo que reafirma que es posible cambiar la situación de inseguridad de América Latina.

“Al afirmar que sí es posible cambiar la situación de inseguridad de América Latina nos está invitando a la acción, no sólo nos invita a la acción, sino que da las pistas para cómo actuar. Presenta diez propuestas o recomendaciones para construir una América Latina más segura con rostro humano”, expresó Granera.

Uno de los aspectos que también fue destacado en el informe, es que el modelo policial implementado en Nicaragua sea transmitido y llevado a otros países para que estos lo ejecuten a fin de lograr iguales resultados en lo que a seguridad ciudadana se refiere.

“Para nosotros ha sido siempre una colaboración extremadamente fecunda con la Policía Nacional, efectivamente hay demanda de muchos países de la región de compartir, de que Nicaragua comparta su modelo preventivo con las demás policías y el PNUD ha estado colaborando efectivamente en ese esfuerzo de Cooperación Sur-Sur y apoyando siempre al Gobierno de Nicaragua”, manifestó Pablo Mandeville, representante residente de Naciones Unidas en Nicaragua.