Familias de Nagarote y los Comités Municipales de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Comupred) permanecen activados desde este domingo tras la ocurrencia de un fuerte sismo de 4.1 grados Richter en las cercanías al Volcán Momotombo.

Durante el fuerte movimiento telúrico (11:11 a.m.), se encontraban en sesión de trabajo los Secretarios Políticos Sandinistas de Barrios y Comarcas evaluando el avance de la reconstrucción de las viviendas que se vieron afectadas con el terremoto del pasado 10 de abril.

El Secretario Político de Nagarote, compañero Leopoldo Ibarra, detalló que, inmediatamente, tras el movimiento telúrico, se movilizaron barrio a barrio los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida y los miembros de Juventud Sandinista para dar acompañamiento a los pobladores.

Alerta Amarilla se mantiene

El compañero Ibarra descartó daños humanos y materiales a raíz de este sismo de 1.1 kilómetros de profundidad, sin embargo señaló que siguen tomando todas las medidas de precaución necesarias ante la Alerta Amarilla decretada por el Presidente Daniel Ortega.

“Las familias están tranquilas. Tenemos puestos de mando las 24 horas y los Gabinetes (de la Familia, Comunidad y Vida) están atendiendo a los pobladores, los están visitando constantemente y están activando los planes de emergencia familiares”, precisó.

El Secretario Político de este municipio del occidente del país puntualizó que actualmente, por mandato del Presidente Daniel y la compañera Rosario Murillo, se están atendiendo a más de 2 mil 300 familias que fueron afectadas tras suscitarse tres terremotos en esta zona, en abril, 2014.

“El Gobierno está dando respuesta para que la gente pueda reconstruir sus techos, sus paredes. Estamos en la reconstrucción de más de 521 viviendas”, informó el compañero Ibarra, al ser consultado por los Medios de Comunicación del Poder de las Familias y Comunidades.

Dan acompañamiento a familias

Por su parte, la compañera Rosa Griselda Elías, miembro del Gabinete de la Familia del Barrio Jerónimo López 1 (Nagarote), refirió que “el sismo se sintió fuerte, pero gracias a Dios fue rápido, solo fue el susto, y no hubo nada grave, solo generó un poco de nerviosismo entre las personas, pero luego todo volvió a la normalidad”.

Brigadas de la Juventud Sandinista 19 de Julio (JS-19J), al generarse esta actividad sísmica, también realizaron un ‘rondín’ por los barrios aledaños al Volcán Momotombo –zona que fue estremecida mayormente por el movimiento telúrico.

El compañero Lenin Contreras, miembro activo de la JS-19J, manifestó que “se está apoyando a las familias en estos momentos difíciles, sobre todo asistiendo a aquellas personas que por el sismo, se han sentido algo nerviosas”, expuso.

El Gobierno Sandinista, paralelamente a desarrollar una intensa fase reconstructiva de las viviendas afectadas por el terremoto del 10 de abril, actualmente ha instalado 282 refugios temporales en el casco urbano de Nagarote para aquellas familias que estaban a la intemperie.