Con la alegre visita del Cardenal Leopoldo José Brenes, las familias católicas de San Rafael del Sur concluyeron este domingo las fiestas en honor a su santa patrona, Nuestra Señora de los Desamparados.

Durante una procesión guiada por la bella imagen de la Virgen del Consuelo, el Cardenal Brenes fue agasajado con mucho cariño por la feligresía de este municipio de Managua.

Junto al párroco Edwin Román, Su Eminencia Reverendísima recorrió las principales arterias de la ciudad a bordo de una moto-taxi (caponera), disfrutando del ritmo de las bandas filarmónicas.

Los pobladores de San Rafael del Sur concluyeron sus fiestas patronales con la subida de la Virgen de los Desamparados a su trono, en el contexto del VI Domingo de Pascua y a 15 días de celebrarse las Fiestas de Pentecostés.

Durante la santa eucaristía, el Cardenal Brenes manifestó que "en Nuestra Señora de los Desamparados encontramos el consuelo, y es ella quien llena de gracia y espíritu a la Iglesia".

"La mirada de María es la mirada del consuelo", manifestó el Cardenal al referirse al rostro inclinado y lleno de humildad de la Madre Santísima. "Si nos encontramos desamparados, en ella vamos a encontrar el cariño", aseguró.

Brenes remarcó en su mensaje eucarístico que, haciendo caso al llamado del Papa Francisco, la Conferencia Episcopal de Nicaragua está constantemente instando a fortalecer los valores de la familia.

Cardenal Brenes, 'Hijo dilecto de San Rafael del Sur'

Tras ofrecer la homilía y en ocasión a su visita, el Cardenal Brenes fue declarado 'Hijo dilecto del municipio de San Rafael del Sur'.

El alcalde sandinista Noel Cerda y la vicealcaldesa María del Carmen Sánchez, hicieron entrega de una placa-reconocimiento a Su Eminencia, quien tras recibir el presente, se mostró muy contento con este gesto.

Tras distinguir al Arzobispo de Managua, las familias de este municipio subieron a su trono a la Virgen de los Desamparados.

El Alcalde Noel Cerda, historió que la bella imagen fue entregada por una fragata española que se dirigía rumbo a Guatemala.

"Una fragata naufragó frente a las costas de Masachapa, y en ella venía la imagen de la Virgen, quien, según decían la llevaban a Guatemala".

"El capitán del barco decidió que, si lograban salvarse, en el primer puerto que miraran, ahí iban a entregar la imagen, y el primer puerto fue Masachapa, y el pueblo más próximo fue San Rafael del Sur", relató.

La fiesta eucarística en honor a la Santísima Madre fue animada por el alegre 'Coro Divino Niño Jesús', integrado por los más pequeños y pequeñas de la Parroquia de Nuestra Señora de los Desamparados.