Música, gastronomía, artesanías y la mejor representación de los principales atractivos culturales de Río San Juan y Zelaya Central, se pudo observar este fin de semana en la feria departamental de los tiangues La Fe y Monimbó de la Avenida de Bolívar a Chávez.

En el Tiangue la Fe estuvo la representación de los distintos municipios del Río San Juan, los cuales expusieron las llamativas artesanías de madera de balsa, los trajes típicos, la producción agrícola, las ricas comidas y bebidas, y por supuesto la alegría de su gente expresada en el baile y el canto.

El Alcalde de San Carlos, Johnny Gutiérrez, manifestó que Río San Juan no sólo es rico en belleza natural, sino que existe toda una amalgama de recursos culturales y productivos que lo hacen uno de los más diversos y atractivos de Nicaragua.

“Evidentemente el nicaragüense que no conoce Río San Juan no conoce este país”, dijo el edil, destacando que allí está la segunda reserva de biosfera más grande de este país, el refugio de vida silvestre Los Guatuzos, las paradisíacas islas de Solentiname, el Castillo de la Concepción, el lago Cocibolca y el majestuoso Río San Juan.

Una de las personas que invitó a los nicaragüenses a visitar esta zona es la señora María Elena Cruz, artesana del municipio de San Miguelito, quien durante la feria está exponiendo cotonas típicas alusivas a los animales y las bellezas naturales del departamento.

La artesana destacó que estas ferias son importantes no sólo para dar a conocer las diferentes regiones del país, sino también para promover a pequeños empresarios como ellos.

Lidia Castillo Romero, es también una artesana de Solentiname que estuvo en la feria para dar a conocer las maravillas que salen de las laboriosas manos de los isleños. Ella expuso en su stand todo tipo de animales fabricados con madera de balsa bajo una técnica artística que únicamente se usa en esas islas.

Pero quienes quieren cambiar un poco de ambiente, el departamento de Zelaya Central se encuentra ubicado en el Tiangue Monimbó.

Allí además de disfrutar de su rica producción agrícola y de lácteos, el público se deleitó este sábado con una verdadera fiesta en donde se mezclaron los ritmos nacionales como las cumbias tan apreciadas por el pueblo nicaragüense.

“Está muy alegre. Yo pasaba con mi familia rumbo al (Puerto) Salvador Allende pero aprovechamos para comprar queso aquí en la feria, y pues nos encontramos con esta fiesta tan alegre”, dijo el poblador Manuel Rivera Téllez.

El productor Freddy Apolinar López, del municipio de Nueva Guinea, dijo que efectivamente esta es una región rica en producción láctea de tal manera que además del calor humano, también quisieron traer a Managua una variada muestra de quesos, cuajadas y yogures.