Minutos después que la lluvia cesó en la capital, un aparente cortocircuito en la empresa COIRSA, provocó un incendió que redujo a ceniza un importante lote de aires acondicionados, mangueras y otros materiales ubicados en las bodegas.

Las instalaciones de esta empresa se ubican de los semáforos de la antigua Clínica Santa María dos cuadras arriba, 20 metros al lago en el barrio San José Oriental. El Gerente General de COIRSA Fernando Guido, explicó que las pérdidas son millonarias, aunque el material quemado tiene una póliza de seguro.

Al lugar se presentaron 3 camiones de la Dirección General de Bomberos, 20 efectivos apagafuegos, miembros y ambulancias de la Cruz Roja Nicaragüense, efectivos de la Policía Nacional que resguardaron un área importante del siniestro y miembros de la Juventud Sandinista que apoyaron en poner a buen resguardo a unas 40 familias, que estaban siendo afectados por el denso humo que salía de las bodegas incineradas.

“En estas bodegas guardamos aires acondicionados y lo que son parte para los aires, tuberías, mangueras. No podría calcular las perdidas, pero son millonarias. Parece que fue un cortocircuito y como ahí se guarda material de hule, de caucho y ese fue el primero que agarró fuego”, dijo Guido en medio de la emergencia. Es la primera vez en 24 años existencia que COIRSA sufre de un incendio.

El comandante Miguel Ángel Alemán, jefe de la Dirección General de Bomberos, explicó que en los próximos días se dará a conocer las causas que originaron el incendio.

“Este incendio no es grande, en primer lugar se concentró en un solo punto, ahí abrimos el techo y trabajamos en eliminar el humo y recibimos la llamada de emergencia a las 5 y 10 minutos de la tarde”, dijo Alemán.

Durante los trabajos de control del fuego y el humo, el bombero Ezequiel Bejarano resultó intoxicado, mientras Armando Alemán encargado de bodegas cayó del techo, resultando con fracturas en el brazo y pierna izquierda.

“Ahorita todas las familias las estamos evacuando en estos momentos, mientras esto se termina y los bomberos nos indiquen que nuevamente regresen a sus hogares”, dijo Jamileth Gradiz, Secretario Política del Distrito IV en Managua.

El incendio fue controlado 45 minutos después de iniciado por los bomberos y trabajadores de COIRSA que en todo momento demostraron las capacitaciones que recibieron en meses y semanas anteriores.

El denso humo afectó viviendas contiguas e hizo que un salvadoreño propietario de tiendas de ropa, sacara decenas de mercadería que tenía en otras bodegas aledañas a las que tomaron fuego.