Los miembros del Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio, se reunieron con pequeños y medianos productores de frijoles de diferentes departamentos del país, que desde ya cuentan con la disposición del Gobierno Sandinista de otorgar financiamiento, a través del programa Cristiano y Solidario (Crisol).

“Este es un programa específicamente para apoyar a los pequeños y medianos productores y garantizar la parte de la seguridad alimentaria, pero además para generar excedentes que les permita tener otros ingresos y mejorar sus calidad de vida. Lo que tenemos como fin con el programa Crisol de granos básicos es que mejoren la parte de productividad con tecnología, desarrollando capacidades en ello para mejorar los rendimientos”, señaló Germán Flores, Director General de Agricultura Familiar del Ministerio de Economía Familiar.

La meta del Crisol para ese ciclo agrícola es atender a unos 30 mil pequeños y medianos productores. “El monto total de financiamiento tiene que ver con los ajustes que veamos el día de hoy, pero más o menos estamos hablando entre 150 y 170 dólares por manzana promedio”, agregó Flores.

El titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería compañero Edward Centeno, explicó que lo fundamental es que el productor tenga acceso a mejores programas, de manera que la producción del frijol y el maíz se incremente de cara a mejorar la seguridad alimentaria.

El productor de frijoles en Boaco Roger Mairena, reveló que una docena de agricultores de diversos municipios de este departamento, han unido esfuerzo para producir y comercializar la producción.

“Esta vez hemos logrado alianzas con productores de Nueva Guinea y nos han habilitado semillas de frijol y de esa manera hemos estado trabajando. El año pasado firmamos esta alianza y hemos tenido muy buenos resultados en Boaco y Nueva Guinea. Este año tenemos una proyección de 600 manzanas de frijol, de los cuales ya hemos entregado 320 manzanas”, mencionó Mairena.

Los productores aprovecharon el encuentro, para exponer parte de las dificultades que han estado enfrentando con la falta de lluvia para iniciar la siembra de primera. El encuentro busca promover en los productores la utilización de la semilla criolla mejorada. El sector productivo no pierde la esperanza de que el venidero ciclo agrícola mejore con la llegada de las lluvias.