Tras la reciente aprobación de las reformas a la Ley Especial de Fomento para la construcción o Acceso a la Vivienda de Interés Social (Ley 677), promovida por el Gobierno Sandinista, se proyecta un aumento de soluciones habitacionales en todo el país.

El Presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (CADUR), Ricardo Meléndez, indicó que desde ya han recibido un mayor tráfico de proyectos y mayor solicitud de créditos de viviendas.

"La Ley 865 y 677, ha venido a dar un estímulo adicional que tanto necesitamos para crear más empleos y darles más solución habitacional a las familias nicaragüenses", destacó.

La Ley ahora permite dar subsidios a interés hipotecarios para viviendas cuyo valor sea menor o igual a 32 mil dólares; cuando hasta hace unos días el subsidio solo cubría viviendas por un valor de hasta 20 mil dólares.

"Ahora no solamente va a llegar a familias de ingresos bajos, sino a familias de ingresos medios; porque podrán tener acceso hasta viviendas de 32 mil dólares", expuso Meléndez.

Tras entregar un donativo de 1 mil láminas de zinc al Sinapred, para apoyar a las familias que fueron afectadas por el terremoto del pasado 10 de abril, Meléndez sostuvo que esta Ley (677) "es el equivalente a un gran proyecto de nación".

"Normalmente nosotros construimos alrededor de 3 mil 500 viviendas (anual), y ya con esta ley esperamos llegar a unas 5 mil viviendas, porque (tras la aprobación de la ley) se ha visto mayor solicitud, mayor tráfico en los proyectos habitacionales", aseguró el Presidente de CADUR.