El último contingente de 68 estudiantes nicaragüenses de medicina, becados del ALBA en Venezuela, regresó la noche de este miércoles al país, para reencontrase con sus familiares y continuar sus planes de estudio en las facultades de medicina de Nicaragua.

Desde que se bajaron del avión, en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, los jóvenes mostraron su alegría al estar de regreso en su patria, luego de haber sido protagonistas del aporte de la integración latinoamericana en materia educativa entre los países del ALBA.

El estudiante Carlos González expresó que sus estudios en Venezuela fueron una gran experiencia. “Traemos una formación muy grande que no se puede explicar con unas pocas palabras. Le debemos mucho a la Revolución Bolivariana por habernos dado la oportunidad de habernos formado allá como futuros médicos humanistas, que estemos comprometidos con los más desprotegidos”, explicó.

“Hoy en día nos sentimos contentos a pesar que todavía nos faltan algunos años, estamos contentos de regresar a Nicaragua para culminar nuestros estudios aquí y así continuar la Revolución en nuestro país”, aseguró.

“Desde un principio nosotros confiamos en nuestro gobierno, confiamos en el Comandante Daniel Ortega, que nos envió a estudiar a Venezuela, también confiamos en que regresamos a continuar nuestros estudios aquí, estamos contentos”, agregó.

El joven explicó que todos los estudiantes están capacitados científicamente en un modelo de medicina que mira la salud como el equilibrio biológico, psíquico y social.

Por su parte la joven Keling Aguirre, otra estudiante becada, que regresa junto a su familia en Ciudad Sandino, dijo que “nosotros tenemos una gran experiencia práctica y teórica. En la parte práctica, estuvimos en los ambulatorios, aprendimos distintas cosas”.

“Nosotros tenemos los conocimientos de medicina y los conocimientos de la integración que gracias al Comandante Hugo Chávez y al convenio con el Comandante Daniel, logramos continuar ahorita los estudios acá en Nicaragua”, explicó.

“Nosotros valoramos bastante este esfuerzo debido a que nosotros somos estudiantes revolucionarios y estamos comprometidos con nuestra Patria al igual que con la medicina, porque nosotros venimos a ser los médicos integrales comunitarios, es decir venimos a ejercer una medicina diferente, viendo al ser humano desde la perspectiva global”, comentó.

“Ahorita vamos a continuar y vamos a seguir pa’lante, como dice el Comandante Chávez”, dijo sonriendo.

Bosco Castillo, Ministro de la Juventud, indicó que lo más importante es que hay una decisión del Presidente Daniel y la Compañera Rosario, de que los jóvenes se inserten y continúen lo más pronto posible sus estudios.

“Ya con el CNU en sesión extraordinaria hemos llegado a un resultado, los muchachos van a empezar a estudiar el 18 de junio, inician un curso de nivelación, para que en el segundo semestre todos se inserten a cada uno de sus años o niveles”, afirmó.

“Esto es parte de un proceso de formación, de un plan de formación que hemos venido teniendo con la Fundación Mariscal de Ayacucho y están todas las condiciones para que los muchachos continúen”, explicó.

Castillo detalló que todas las condiciones están creadas para que las facultades de medicina absorban a los 170 estudiantes nicaragüenses que concluyeron su primera etapa de formación en Venezuela.

Asimismo, agradeció al Gobierno de Venezuela y al Presidente Nicolás Maduro por todas las atenciones que brindó en Venezuela a los estudiantes becados nicaragüenses.