Las autoridades de la Empresa Nicaragüense de Acueducto y Alcantarillados (ENACAL) y pobladores de diversas comunidades al sureste de la capital, inauguraron un nuevo pozo de agua potable que garantizará el vital líquido a unas 843 familias.
Este nuevo pozo produce unos 400 galones por minuto y está ubicado en la comarca Monte Carlos, que se ubica 3 kilómetros al sur del Club Terraza.

“Esta es una nueva fuente de agua ha significado cambiar de manera radical la vida de todos los ciudadanos. Estamos impactando en 843 familias, son 4 mil 646 habitantes a los que les estamos haciendo llegar agua las 24 horas, anteriormente recibían 2 horas por la mañana o 2 horas por la tarde y día de por medio, pero esto ha cambiado”, señaló el ingeniero Humberto Cornejo, Vice Gerente de Operaciones de Managua de ENACAL.

Las comunidades o comarcas que están gozando de agua potable las 24 horas, se encuentran El Combatiente Desconocido, Silvia Ferrufino, Bosques del Recreo, Miralagos, El Bosque, La Esperanza, Oropesa, Portal del Bosque, Intermezzo del Bosque, el Colegio Centroamérica y el Centro Odontológico.

“Todos estos sectores están siendo protagonistas de este logro, de esta restitución de derechos, gracias al esfuerzo que hace el gobierno del comandante Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo. Este pozo se hizo con una inversión de medio millón de córdobas”, dijo Cornejo.

Subrayó que cuando el Gobierno Sandinista asumió el poder en el 2007 habían un 80 por ciento de los barrios de Managua con serios problemas de abastecimiento, sin embargo gracias a la voluntad y las inversiones hechas en los sistemas de agua potable, la realidad es otra, ahora existe un 90 por ciento de cobertura en toda la capital y sus comunidades rurales.

“Le damos gracias a Dios y al comandante Daniel Ortega porque antes nos faltaba el agua todo el día, ahora es diferente tenemos agua las 24 horas del día y esto se le llama restitución de derechos. Antes nos racionaban el agua y solo nos daban por dos horas, esto ha cambiado y está permanente el agua”, señaló Mauricio Antonio Jirón, poblador de la comunidad El Combatiente Desconocido.