Las familias del barrio Callejón los Hernández, de la comunidad Piedra Menuda en el municipio de Nindirí, departamento de Masaya, jamás volverán a estar en la oscuridad, esto gracias a los esfuerzos del Gobierno Sandinista que llevó energía eléctrica a las viviendas.

280 pobladores a partir de hoy tendrán energía de calidad en sus hogares, para eso, se construyó 1.24 kilómetros de red, siendo la inversión de C$ 479,253.96, llegando esta nueva restitución de derechos a 70 viviendas de la comunidad.

42 años tuvieron que pasar para que esta nueva restitución de derechos sea hoy una realidad. Antes las familias no tenían acceso a un suministro eléctrico de calidad y constante, hecho que hacía que pasaran la noche en la oscuridad, exponiendo sus vidas, además, para realizar los quehaceres diarios -como planchar y cocinar- se les dificultaba, llegando al punto de caminar largos trechos para poder prestar planchas o cargar la batería de los celulares.

“La electricidad nos ha venido a beneficiar de muchísimas maneras, principalmente por la seguridad, ahora podemos iluminar los patios y las calles más seguras, da más confianza caminar. La gente necesita distraerse, ver las noticias, estar informados, sus ropas planchadas, la gente va al trabajo, los niños haciendo sus tareas de noche y aquí no había ni esperanza de luz”, externó Pedro Zúñiga.

Agregó que “Jamás volverá la oscuridad, toda la comunidad está agradecida, ahora esto cambia la perspectiva de la gente, la actitud de la persona, un cambio de mentalidad al ver que se está haciendo algo por nosotros, no estamos olvidados. Ahora además de estar alegres porque tenemos la energía debemos economizarla y no dejarse montar recibos, hay que pagar por eso debemos ser organizados”.

Maribel Del Carmen López Valle, manifestó que “Ahora no tengo que levantarme a planchar a otros lados para poder vestirme y que mis hijas vayan con su uniforme planchado al colegio”.

Dennis Antonio López, expresó sentirse contento al ver que la casa de su madre donde se crió ahora está alumbrada por las noches y su progenitora podrá distraerse viendo televisión.

“Le doy gracias al gobierno porque ahora mi mamá está con su luz. Antes nos alumbrábamos con candil y después con esa luz que nunca levantaba los aparatos, no se podía ver tele, ni planchar, ni alumbrarnos en la noche. Mi madre solo con grabadora podía escuchar algo, pero ahora ella se siente bien y hasta yo que vengo a verla seguido”.

Por su parte, la señora Marcia López, de 75 años, dijo que “Me alegro porque veo después de tanto tiempo la electricidad en mi casita. Antes el foco era un candil. Estoy muy contenta con el gobierno y ahora podré alumbrarme en la noche sin miedo a caerme”.

Mario Esquivel, en representación de ENATREL, indicó que “Una vez más otra comunidad se suma a la restitución del derechos del servicio de la energía eléctrica comunitaria. Ha sido notorio y emotivo por parte de los pobladores el agradecimiento al comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo”.