Por más de veinte años el templo ‘Visión de lo Alto’ de la comunidad de Coscuilo (Esquipulas, Matagalpa) permaneció inactivo por las noches. Los asistentes de la congregación decidieron trasladar los cultos nocturnos hasta sus propias casas, en vista a la falta del servicio de energía eléctrica.

Los cultos de adoración fueron suspendidos “porque no había ‘reales’ para comprar una nueva planta (eléctrica) e iluminar el interior del mismo”, explica Francisca Salgado Corea, quien forma parte de esta congregación.

Murciélagos ocupaban templo

La historia del centro de adoración cambió el pasado 16 de mayo, cuando el Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega, orientó la incorporación del sistema de energía eléctrica a esta comunidad que por casi medio siglo subsistió a la oscurana.

“Yo me siento alegre, bendecida porque Dios escuchó nuestras oraciones. Desde hacía mucho tiempo estábamos orando para que en este lugar hubiera luz, y gracias a Dios ya se hizo una realidad”, puntualizó Salgado.

La religiosa, quien se congrega en esta Iglesia de ‘Las Asambleas de Dios’, recordó que hasta hace apenas tres días atrás, “el templo, a falta de luz, era ocupado hasta por los murciélagos por las noches”.

Modelo de Alianzas es efectivo

Autoridades de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), informaron que el proyecto –cuya inversión asciende a los 2 millones de córdobas- “ha sido posible porque las familias han trabajado unidas con el Gobierno local y central”.

“El modelo de Alianzas para la Prosperidad ha sido clave para el éxito de este proyecto”, indicó Francisco Sequeira, representante de Enatrel, quien además anotó que solo en el municipio de Esquipulas, el Gobierno Sandinista ha invertido más de 16 millones de córdobas en 7 proyectos de electrificación rural.

"Los pobladores de Coscuilo estamos felices, porque ahora por las noches podremos celebrar alegres vigilias. Los hermanos de la congregación están muy alegres por este proyecto de energía, es una gran bendición”, expresó Felipa Mairena, también asistente a este templo espiritual.

El pastor Martín Ochoa destacó que los ‘coscuileños’ ya han recobrado las esperanzas. “En las primeras asambleas que hemos hecho, hasta se ha planteado la posibilidad de adquirir instrumentos musicales, porque ya contamos con la bendición de la energía”, expuso contento el guía espiritual.

40 viviendas más con energía

El templo de esta comunidad se fundó hace dos décadas. En un inicio, los pobladores indicaron que tenían que alquilar plantas eléctricas (a base de gasolina), sin embargo comprar este recurso les resultaba tan caro que tuvieron que suspender las actividades, y celebrar los cultos en sus propias casas.

La iglesia actualmente cuenta con todas las condiciones del sistema eléctrico. Además de instalar el servicio en esta iglesia, equipos de Enatrel –en ejecución del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (PNESER)- también garantizaron energía a otras 40 viviendas (183 habitantes) de la comunidad matagalpina.