Luego del siniestro ocurrido en horas de la noche de este domingo en el Mercado Iván Montenegro, en el área donde se comercializaba ropa, calzado y juguetes usados, los propietarios de los establecimientos realizaron trabajos de limpieza en los que hasta hace menos de 24 horas era su fuente de trabajo.

Las llamas según los propietarios de los negocios, consumieron en su totalidad el esfuerzo que lograron alcanzar durante muchos años de dedicación, sin embargo su fe y la esperanza en Dios los motiva a seguir hacia adelante e iniciar nuevamente con sus trabajos de comerciantes.

Hasta el momento, los afectados desconocen las causas del incendio, ya que ellos siempre han tomado las medidas de seguridad necesarias en cuanto a la debida instalación del sistema eléctrico, así como la presencia de extintores.

“Los bomberos han estado pendientes de la situación, desde ayer se presentaron al lugar a sofocar las llamas y hoy han venido a realizar la debida investigación para determinar las causas del incendio. La verdad es que nosotros estamos buscando una explicación porque nuestros tramos contaban con un buen sistema eléctrico, el cual fue revisado por los mismos bomberos, pero bueno lo más importante es que estamos vivos y lo material se recupera”, expresó Josefa Manzanares.

La propietaria de uno de los tramos siniestrados destacó que esta es la segunda ocasión en la que su negocio es calcinado, es por ello que están esperando la evaluación de la Policía Nacional y las autoridades competentes quienes determinarán la verdadera causa del siniestro.

De igual manera, otro de los afectados aseguró que lo más importante en esta situación es que el incendio no se propagó a otros establecimientos cercanos, evitando de esta manera un incidente de mayor magnitud, labor que fue posible gracias a la respuesta inmediata que brindaron los bomberos y los efectivos policiales quienes impidieron que se registrasen saqueos durante el incidente.

“Nosotros perdimos todo lo que teníamos dentro, cuando llegamos al lugar ya no había nada que salvar, sin embargo lo más importante era resguardar nuestras vidas al momento de estar aquí, hemos iniciado con la limpieza del tramo, valorando el monto de lo perdido, continuamos esperando la valoración de los bomberos”, manifestó Gustavo Carcache.

Por su parte, la Alcaldía de Managua ha brindado su apoyo en cuanto a la limpieza de los locales y al traslado de todo el material que ya no puede ser utilizado, evitando de esta manera la obstrucción del paso de los comerciantes y compradores que circulan por el lugar.